Archivo de Público
Martes, 11 de Enero de 2011

Todos los partidos ven "insuficiente" el anuncio

Coinciden en que es un paso positivo, pero hacen una llamada a la cautela

Y. GONZÁLEZ / J. ROMERO ·11/01/2011 - 01:00h

El comunicado de ETA supo a poco. A algo positivo, pero insuficiente. Con mayor o menor cautela, la mayoría de partidos, de la derecha a la izquierda, juzgaron que la banda se quedó corta, que todavía no ha llegado a su final. BNG, Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y, sobre todo, ERC, demostraron un mayor optimismo.

Para el PP, el comunicado suena sólo a una "pausa". "No renuncia a la actividad criminal, reafirma su voluntad de seguir existiendo, no se arrepiente de nada y no pide perdón a las víctimas", analizó María Dolores de Cospedal.

Como muestra de que el anuncio suena a "más de lo mismo", el PP emitió la misma nota que lanzó tras anunciarse la tregua de 2006. En ella, señala que "el único comunicado de verdad importante que podía transmitir ETA" era "el anuncio de su disolución y el fin de sus actividades". Mariano Rajoy, encargado de leer en su día esta declaración, aseguraba que "no se puede pagar ningún precio político".

"Vigilantes" en las elecciones

Cospedal afirmó que el PP va a estar "muy vigilante" en las próximas elecciones locales y forales en el País Vasco "para impedir por todos los medios" que los terroristas "se puedan presentar a las elecciones".

La secretaria general mantuvo que el PP seguirá colaborando con el Gobierno "en el marco" del Pacto Antiterrorista. Pero marcó líneas rojas: "De ninguna manera vamos a admitir que alguien imponga condiciones a la paz, o que alguien imponga ningún tipo de actuación o intervención de mediadores internacionales".

El eurodiputado Jaime Mayor Oreja rompió otra vez la línea de cautela del PP: dijo a Europa Press que el comunicado responde a un "proceso pactado" entre "el Gobierno y ETA" aunque no esté acordado el texto en cuestión.

IU rechaza a ETA de "árbitro"

Cayo Lara, líder de IU, adelantó por la mañana un análisis rápido del anuncio de ETA. "El único comunicado posible", dijo, es aquel en el que la banda ponga "las armas encima de la mesa". Por la tarde, la ejecutiva federal confirmó esa primera impresión: el contenido de la declaración es en conjunto "decepcionante". "Supone un avance, aunque insuficiente", porque no declara el alto el fuego "irreversible" y porque pretende erigirse en "árbitro armado" del proceso de paz.

Joan Herrera, secretario general de ICV, se expresó en términos semejantes: el comunicado de ETA es "positivo" y un "paso adelante", pero aún "insuficiente". Josep Antoni Duran (CiU) compartió la idea de "paso adelante" también "insuficiente". "Hay que ser prudentes, pero no insensibles" a lo que dice la banda, sancionó. El socio mayor de la federación, CDC, habló de "ventana a la esperanza", según expresó Felip Puig, número dos de Artur Mas y conseller de Interior.

La reacción del BNG no podía ser "más que positiva". Su portavoz del BNG en el Parlamento gallego, Carlos Aymerich, confió en que el anuncio "sea el primer paso hacia su desaparición" de ETA. Joan Ridao, secretario general de ERC, pidió "generosidad y altura de miras" a PSOE y PP para no "desaprovechar una oportunidad histórica" del fin de la violencia en Euskadi. Los republicanos habrían preferido, matizó, "que ETA anunciara el abandono de las armas sin condiciones".