Archivo de Público
Martes, 11 de Enero de 2011

Un comunicado para satisfacer a Batasuna

Los nuevos términos introducidos por ETA responden a las declaraciones de Bruselas y Gernika, aunque obviando la palabra "unilateral"

PEDRO ÁGUEDA ·11/01/2011 - 01:00h

ETA ha decidido declarar un alto el fuego permanente y de carácter general, que puede ser verificado por la comunidad internacional. Este es el compromiso firme de ETA con un proceso de solución definitivo y con el final de la confrontación armada". En este párrafo del comunicado difundido ayer se incluyen todas las novedades respecto a otros anuncios hechos por ETA en el pasado. Y todas ellas responden a un mismo motivo: la organización, por primera vez, no actúa por iniciativa propia sino que responde a una petición de Batasuna, dentro de un "proceso" diseñado por la formación ilegalizada y que ETA no compartía, al menos hasta ahora.

Si una de esas novedades destaca sobre el resto es la que explica la actual tregua como el "compromiso firme" de ETA con el final de la violencia. Esas dos palabras han sido las elegidas por la dirección de la banda para responder a una de las exigencias del Acuerdo de Gernika, la que pedía que el alto el fuego expresara "voluntad para un definitivo abandono de su actividad armada". Con dicho acuerdo, Batasuna elevaba las exigencias de la Declaración de Bruselas en marzo pasado y es a ese acuerdo al que ETA no responde satisfactoriamente en su totalidad, a pesar de que los líderes de la formación ilegalizada lo hanconvertido en la referencia de lo que debe ser su "proceso democrático".

La banda expresa por primera vez su "compromiso firme" con un final

En el texto difundido por la banda no hay ninguna alusión al término "unilateral", expresión introducida por Aralar como condición para sumarse al citado Acuerdo de Gernika. Con ella, el partido de Patxi Zabaleta pretendía que ETA abandonara su intención de dejar la violencia a cambio de conseguir objetivos políticos. Pero precisamente esos objetivos autodeterminación y territorialidad son destacados de nuevo por ETA en su comunicado, ligando su consecución al "compromiso firme" que expresa justo antes. Es esta exigencia en marcar los objetivos del "proceso", en empeñarse en su papel de "vanguardia" de la izquierda abertzale, el que provocaba ayer en medios antiterroristas la principal desconfianza hacia las intenciones de ETA.

Otra de las novedades que recoge el texto es la declaración de alto el fuego "general". Las Fuerzas de Seguridad creen que la banda se refiere a que, por primera vez, va a cesar en todas sus actividades y no sólo en la comisión de atentados. En otras treguas, los terroristas no dejaron de reclamar el impuesto revolucionario e incluso protagonizaron espectaculares acciones de aprovisionamiento, como el asalto a una fábrica de armas en Vauvert, en el sur de Francia, en octubre de 2006. El robo de miles de tarjetas con las que fabricar documentación falsa, en una empresa de Lyon el pasado diciembre, podría explicar que va a detener este tipo de acciones en el futuro. En cualquier caso, las fuentes consultadas creen que ETA hará una aclaración a este respecto en un próximocomunicado.

"Permanente y verificable"

La policía cree que con "general" se refiere al cese de la extorsión y el aprovisionamiento

De igual forma, han sido las exigencias de Batasuna las que han provocado que ETA haya convertido su tregua en "verificable". Este término aparece por primera vez en la Declaración de Bruselas, el texto que el asesor de Batasuna Brian Currin presentó con la firma de varios premios Nobel. La declaración coge prestado el adjetivo del proceso de paz irlandés y de los Principios Mitchell que lo inspiraron, que aluden a un compromiso de las partes por renunciar irreversiblemente a la violencia para conseguir sus objetivos políticos. El Gobierno español, por su parte, ha repetido una y otra vez que en este caso no hay dos bandos enfrentados sino un Estado de Derecho combatiendo a una organización terrorista. Precisamente, esos principios son recogidos también en el Acuerdo de Gernika y obviados por ETA en su comunicado, al igual que la intención de Batasuna por volver a ser legal.

Igualmente, la Declaración de Bruselas reclamaba que la tregua fuera "permanente", calificativo ya utilizado por ETA en 2006 y al que las fuentes consultadas conceden menor importancia ya que, como quedó demostrado entonces, una tregua es permanente hasta que deja de serlo.