Martes, 2 de Octubre de 2007

Zapatero e Ibarretxe se citan en Moncloa el día 16 para discutir la propuesta del lehendakari

El presidente vasco pretende celebrar una consulta soberanista el 25 de octubre de 2008. Zapatero ya ha rechazado de plano la propuesta.

AGENCIAS ·02/10/2007 - 18:13h

José Luis Rodríguez Zapatero y Juan José Ibarretxe en distintas comparecencias. EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero se reunirá con el lehendakari, Juan José Ibarretxe, el próximo 16 de octubre en La Moncloa, para discutir la propuesta del presidente vasco de celebrar una consulta sobre el futuro de esta comunidad.

Zapatero e Ibarretxe hablaron hoy por la tarde y fijaron la fecha, en una jornada en la que el lehendakari compareció ante la prensa de manera extraordinaria tras la reunión del Consejo de Gobierno vasco, pidiendo "calma" ante el "muchísimo nerviosismo" con el que ha sido recibida su propuesta. Mientras, desde el Gobierno se insistió en que la consulta no va salir adelante.

Los planes de Ibarretxe también han desatado algunas consecuencias: los socialistas anunciaron que queda aparcada la fusión de las tres cajas de ahorro vascas, mientras que el PP presentó en Vitoria la primera moción de las que va a plantear en los ayuntamientos vascos en contra de la consulta. Además, PSOE y PP discreparon sobre si Zapatero tiene que comparecer en el Congreso en torno a la consulta.

El lehendakari llamó ayer a La Moncloa para pedir una reunión y no pudo hablar con Zapatero, que le devolvió hoy la llamada, quedando ambos en reunirse el 16 de octubre.

El lehendakari llamó Moncloa para pedir una reunión y no pudo hablar con Zapatero

Fuentes del Gobierno hicieron hincapié en que las puertas de La Moncloa han estado abiertas durante toda la legislatura para los presidentes autonómicos "y no se van a cerrar ahora" para dialogar y, al mismo tiempo, dejar clara la posición de firmeza del Gobierno.

En su comparecencia de hoy, Ibarretxe dijo que le parecía "correcta" la primera reacción del presidente a su propuesta -en la que Zapatero dijo que iba a "escuchar, pero también (Ibarretxe) me va a oír"- y se quedaba con esa reacción y no con las "puertas cerradas" que en los días siguientes manifestaron otros miembros del Gobierno.

Ibarretxe dijo que el presidente Zapatero "acaba de hablar con ETA y con Batasuna en mayo de 2007, y yo le apoyo", por tanto, "espero que no se niegue a la negociación e incluso a alcanzar acuerdos con el lehendakari".

Apoyo de los partidos nacionalistas 

Según Ibarretxe, tiene "el completo apoyo del PNV, de EA y de EB" y no vio "ningún inconveniente en términos de legalidad en torno a la propuesta".

"El planteamiento es tan democrático y tan limpio que estoy seguro de que nadie va a tener intenciones de utilizar la justicia e incluso la policía para impedir que la sociedad vasca se pronuncie", agregó.

Varios ministros contestaron al lehendakari. El titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, insistió en que la consulta no se va a celebrar porque es una propuesta que "divide a los vascos a la hora de mejorar la convivencia", y a los demócratas a la hora de combatir a ETA.

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, calificó la consulta como "inconstitucional e ilegal y está destinada al fracaso", mientras que el de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, señaló que el lehendakari ha unido "el desvarío" a una falta de concreción en su propuesta.


Noticias Relacionadas