Jueves, 10 de Enero de 2008

El BCE debate, previsiblemente, mantener los tipos en el 4% por la crisis crediticia

EFE ·10/01/2008 - 10:43h

EFE - En la imagen, un oficial de seguridad del Banco Central Europeo.

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) comenzó hoy su reunión para tratar la política monetaria de la zona del euro, de la que se espera que dejará los tipos de interés inalterados en el 4 por ciento, el nivel más alto de los últimos seis años.

Los mercados financieros prevén que el máximo órgano ejecutivo del BCE mantendrá las tasas, ya que continúan las turbulencias en los mercados financieros, y pese a que existen presiones inflacionistas por el encarecimiento de la energía y algunos alimentos.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, ha dicho que la entidad está dispuesta a actuar para asegurar la estabilidad de precios, es decir, que puede subir los tipos de interés.

Al mismo tiempo, el banco europeo considera que las perspectivas para el crecimiento económico son favorables.

El BCE dará a conocer la decisión sobre los tipos de interés rectores a las 12.45 GMT.

Trichet ofrecerá en una rueda de prensa en Fráncfort a partir de las 13.30 GMT detalles sobre las perspectivas económicas de la entidad para el área y su valoración sobre la situación de los mercados financieros.

El principal mandato de la entidad monetaria europea es asegurar la estabilidad de precios, que define como una tasa de inflación cercana pero siempre por bajo del 2 por ciento.

La inflación de la zona del euro se situó en diciembre en el 3,1 por ciento, la tasa más alta desde 2001, según la oficina de estadística europea Eurostat.

Sin embargo, la mayor parte de los economistas considera poco probable que el BCE vaya a restringir su política monetaria y prevé que el precio del dinero para los países que comparten el euro permanecerá en el 4 por ciento en la mayor parte de 2008.

La crisis crediticia que ha generado el impago de las hipotecas de alto riesgo estadounidenses ("subprime") ha disparado los tipos de interés interbancarios y encarecido los créditos para el consumo y para las empresas, lo que puede perjudicar el crecimiento económico.

Desde el 1 de enero la zona del euro está integrada por quince países con la entrada de dos nuevos miembros: Chipre y Malta.

El consejo de gobierno del BCE, integrado por 21 miembros, se reúne en la sede central de la entidad en Fráncfort y dejaría el precio del dinero inalterado por séptimo mes consecutivo.

Los mercados prevén que el comité de política monetaria del Banco de Inglaterra deje las tasas en el 5,5 por ciento por las presiones inflacionistas, tras haberlas recortado en diciembre, por primera vez desde agosto de 2005, debido al retroceso de los precios de la vivienda y el debilitamiento de la economía.