Jueves, 10 de Enero de 2008

Tony Blair, fichado como asesor por el banco estadounidense JP Morgan

EFE ·10/01/2008 - 10:10h

EFE - Una fotografía de archivo del ex primer ministro británico Tony Blair.

El ex primer ministro británico Tony Blair ha sido fichado como asesor político a tiempo parcial por el banco estadounidense JPMorgan en lo que constituye su primer nombramiento para un cargo en la empresa privada.

Blair, que tras abandonar Downing Street el pasado junio fue nombrado enviado especial para Oriente Medio del Cuarteto (EEUU, UE, Rusia, ONU), aportará su experiencia y sus contactos políticos al banco estadounidense, informan hoy varios medios británicos.

Aunque JP Morgan no ha revelado la cifra que cobrará el ex dirigente laborista por ese trabajo, se especula con que superará el millón de dólares al año.

En declaraciones que publica hoy el diario Financial Times, Blair explica que espera que le lleguen otras ofertas similares de otras compañías de distintos sectores de la economía.

"Siempre me ha interesado el comercio y el impacto de la globalización", afirma Blair, según el cual "actualmente la intersección entre la política y la economía en distintas partes del mundo, incluidos los mercados emergentes, es muy fuerte".

Desde que dejó su cargo de primer ministro a mitad de su tercer mandato y pasó el testigo a Gordon Brown, Blair se dedica a dar conferencias generosamente remuneradas en distintas partes del mundo.

Así, en China le pagaron recientemente medio millón de dólares por una intervención de ese tipo.

El ex dirigente laborista, que se convirtió recientemente del anglicanismo al catolicismo, planea lanzar además este año una fundación para el diálogo entre las religiones y quiere también trabajar en la lucha contra el cambio climático.

Por otro lado, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, le ha propuesto como candidato a la presidencia de la Unión Europea (UE), algo a lo que existe, sin embargo, fuerte oposición en muchos sectores, que no le perdonan su protagonismo en la invasión de Irak junto a los Estados Unidos de George W. Bush.

Según el Financial Times, su fichaje por el banco JP Morgan fue negociado por el abogado estadounidense Robert Barnett, quien gestionó también un avance de casi 10 millones de dólares, según se ha rumoreado, por las memorias del ex primer ministro, que se publicarán el próximo año.

De acuerdo con Barnett, cuando Blair abandonó su puesto al frente del Gobierno británico, varias compañías, entre ellas "más de media docena" del sector de servicios financieros, se pusieron en contacto con él para solicitar su servicios.

El presidente ejecutivo de JP Morgan, Jamie Dimon, uno de los demócratas más destacados en Wall Street, fue a ver personalmente a Blair y ambos llegaron muy pronto a un acuerdo.