Archivo de Público
Domingo, 9 de Enero de 2011

Garrido: "Los árbitros tienen mucho miedo a equivocarse contra el Madrid"

EFE ·09/01/2011 - 21:07h

EFE - El delantero portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo (2i) celebra con sus compañeros, el argentino Angel Di María (i), el alemán Mesut Ozil (2d) y el francés Karim Benzema, el gol marcado al Villarreal durante el partido, correspondiente a la decimoctava jornada de Liga de Primera División, que ambos equipos disputaron en el estadio Santiago Bernabéu.

Juan Carlos Garrido, técnico del Villarreal, criticó al colegiado del partido que su equipo perdió en el estadio Santiago Bernabéu (4-2) y afirmó que "los árbitros tienen mucho miedo a equivocarse contra el Real Madrid".

"Hicimos una primera parte muy buena, pero lamentablemente llegamos 2-2 al descanso cuando debimos ir ganando. El segundo gol fue un golpe duro que condicionó la segunda parte", destacó.

"Felicito al Real Madrid por ganar el partido y por muchas cosas que hace bien en el campo. Por otra parte, sin que vaya con ellos, empiezo a ver que es muy difícil ganar aquí. Cambian las cosas de manera excesiva, hay tres tarjetas claras a Albiol, Benzema y Khedira que no se sacan", denunció.

"No entiendo el criterio para no sacar esas tarjetas. El árbitro pita aquí muy condicionado, con mucho miedo a equivocarse en contra del Real Madrid. Merecemos el mismo respeto", añadió.

Además afirmó que el tercer gol del Real Madrid llegó tras un doble fuera de juego. "Hay una jugada decisiva, que es el tercer gol, donde hay un cabezazo de Di María en fuera de juego, que toca balón lo suficiente para despistar a Diego López", explicó.

"Cuando chuta Benzema, Cristiano está en fuera de juego y luego mete gol. Son dos fueras de juego en la misma jugada. Habíamos cometido 50 crímenes seguidos y por eso ha venido al banquillo para expulsarme por no decir absolutamente nada", aseguró.

También dio su punto de vista sobre la celebración de José Mourinho tras el cuarto gol del Real Madrid.

El técnico portugués festejó el tanto delante del banquillo del Villarreal, aunque después del partido explicó que lo hizo así porque detrás es donde habitualmente está sentado su hijo.

"Mourinho ha ido a celebrarlo con su afición, pero nuestros jugadores lo han tomado como una falta de respeto y el árbitro ha expulsado a Cani. Me ha parecido excesivo. Los árbitros tienen mucho miedo a equivocarse en contra del Real Madrid. Un error contra ellos tienen mucha más repercusión mediática que en contra nuestra", insistió.

"No quiero quitar mérito a su victoria tras un partido espectacular. Nos debemos ir muy satisfechos, levantar la cabeza, porque el miércoles tenemos otro partido y hay que ir hacia arriba", concluyó.