Archivo de Público
Domingo, 9 de Enero de 2011

De profesión, Mourinho

El técnico del Madrid, resignado a no tener el fichaje de un 9, ve a Kaká como único sustituto válido para los puestos de ataque

GONZALO CABEZA ·09/01/2011 - 08:00h

Mourinho, con sus jugadores en primer plano, en Valdebebas. EFE

Resignado. Incluso triste. Mourinho no tendrá el 9 que quiere y se lo toma casi con melancolía. "¿Cómo llevo que no fichen? Con trabajo, llegando pronto y saliendo tarde. Dedicando el tiempo que tengo que dedicar. Así es la vida de un entrenador. Después la alegría depende de si ganas más veces o pierdes menos, si juegas mejor o peor. Siempre con la tranquilidad de hacerlo lo mejor posible y de darlo todo, que es lo mismo que pido a los jugadores. Soy un buen profesional", comentó ayer el técnico luso.

La falta de alternativas en ataque le obligará hoy a sacar a Kaká más tarde o más temprano. "Kaká tiene que jugar vayamos perdiendo, empatando o ganando. Si estamos en dificultades tiene que entrar porque es el único atacante que tenemos. Si no van bien las cosas intentaré ayudar al equipo y es él la única opción que tenemos para intentar hacerlo. Si todo va bien y estamos ganando, pues jugará también para coger sus minutos y dar descanso a otros jugadores", razonó Mourinho, que eligió personalmente no tener otro delantero centro disponible en el plantel al no convocar al canterano Morata.

El partido de hoy no es uno más. El Villarreal es, más allá de Madrid y Barcelona, el equipo que mejor está rindiendo en la Liga. Además, el calendario del Madrid en lo que le queda de enero no suena a camino de rosas para Mou. "Es normal que en el Barcelona mire a nuestro calendario y piensen que puede ser un mes malo para nosotros. Tenemos dos derbis, al Villarreal, al Almería, que está creciendo mucho, y luego, si pasamos, Villarreal o Sevilla en Copa", dijo el luso.

No esconde, a pesar de todo, que la Liga española es diferente a las demás al haber dos clubes tan superiores al resto. "Hay Ligas donde los equipos pierden muchos puntos y se desarrollan de forma diferente. El Barça ha perdido 5 puntos, nosotros 7. En otras Ligas no pasa esto, pero aquí sí es así. Al final, como en todas las Ligas, gana el que tenga más puntos, da igual ser campeón con 100, con 80 o con 70. El último día se olvida todo lo que ha pasado y te concentras sólo en los números", aseguró Mourinho, que también tuvo palabras para el técnico del Villarreal, Juan Carlos Garrido, quien le ha elogiado últimamente: "Si me tiene respeto, yo le respeto a él. Es simple. Si tengo un palmarés más amplio es sólo porque llevo en el fútbol más tiempo. Lo que le deseo es que dentro de diez años sea un entrenador muy existoso".

El complicado mes de enero lo afrontará con Pepe en la enfermería por una rotura del sóleo, aunque no se arrepiente de haberle dado 45 minutos contra el Levante en una eliminatoria que ya estaba sentenciada. "Se podía haber lesionado en su casa, o aquí, en el entrenamiento. Habíamos planeado jugar un tiempo con Carvalho y otro con Pepe, que no jugaron en Getafe. El que se lesionara es algo normal, cosas que pasan", comentó el técnico. Para suplir la baja del central portugués Mourinho echará mano de Albiol.

Los problemas en el centro del campo no son por las ausencias, sino por la necesidad de elegir entre varios jugadores. Esta semana Lass se ha llevado el gato al agua. "Lassana jugó y lo hizo bien. Me gusta dar el mensaje de que cuando uno llega no significa que el otro tiene que partir. Pero es una posición en la que estamos bien, con Gago, con Xabi, con Granero, que me gusta cada vez más. Puedo hacer rotaciones porque todos están bien. Hay jugadores para hacerlo", comentó Mourinho.