Jueves, 10 de Enero de 2008

Zapatero y Sarkozy lucharán "sin descanso" contra el terrorismo

España y Francia crearán unidades conjuntas dedicadas a la investigación, análisis e intervención criminal y financiera

AGENCIAS ·10/01/2008 - 15:19h

Nicolas Sarkozy y José Luis Rodríguez Zapatero, al comienzo de la cumbre hisapnofrancesa en París. EFE

El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, cerraron hoy un acuerdo "decisivo" para prevenir atentados y perseguir a los terroristas de ETA en el territorio de ambos países, con equipos de investigación conjuntos permanentes. Ambos líderes confirman así su "determinación" para luchar "sin descanso" contra el terrorismo.

En la rueda de prensa con la que concluyó en el Elíseo la XX Cumbre bilateral, Zapatero destacó la "gran trascendencia" de este acuerdo de colaboración, que supondrá ampliar los efectivos españoles y franceses destinados a la lucha contra el terrorismo y que éstos trabajen con todas las garantías necesarias en el territorio del país vecino.

"No serán los terroristas los que tengan la ultima palabra, sino la democracia", garantizó Sarkozy, quien aseguró que Francia "estará siempre al lado de la democracia española frente al cáncer del terrorismo".

Investigación y prevención

Zapatero agradeció esa colaboración, que calificó de "vital", e hizo hincapié en la importancia de crear una estructura de trabajo conjunto y permanente entre la dirección general de la Policía gala y la dirección general de la Policía y de la Guardia Civil española, en un terreno "sensible" para países soberanos.

Tras estimar que la investigación y la prevención es la vía más eficaz para evitar atentados, mostró su satisfacción por una cooperación que permite "preservar al máximo posible la libertad, la vida y la seguridad" de los ciudadanos.

Según se explica en una de las declaraciones finales de la Cumbre, los equipos permanentes de investigación conjunta pondrán en marcha acciones preventivas para detectar, identificar y localizar a "individuos susceptibles de apoyar o llevar a cabo actos terrorisas".

Los ministros del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y Michele Alliot-Marie, fueron los encargados de firmar este acuerdo, anunciado por Zapatero y Sarkozy durante la pasada Cumbre UE-África celebrada en Lisboa, tras el asesinato en territorio francés de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero el 1 de diciembre.

La principal novedad de estos equipos es su carácter permanente, ya que en la actualidad ya funcionan siete equipos "coyunturales", creados para investigar actos criminales concretos.

En la lucha contra ETA, Francia eligió hace tiempo "su campo, la España democrática"

"Hoy hemos avanzado de manera decisiva", aseguró el jefe del Ejecutivo español, quien agradeció de nuevo a Sarkozy la eficacia de la policía gala al detener a dos de los terroristas que asesinaron a los guardias civiles y el empeño con el que siguen colaborando para detener al tercer implicado.

El presidente galo subrayó su apuesta por reforzar aún más su colaboración antiterrorista y aseguró que, en la lucha contra ETA, Francia eligió hace tiempo "su campo, la España democrática", una decisión "estratégica" del país, que va más allá de los cambios que puedan registrarse en los gobiernos de los dos países.

Hizo también referencia al "inaceptable" asesinato de los dos guardias civiles y aseguró que su Gobierno actuó como si las víctimas hubieran sido francesas y garantizó que la policía sigue empeñada en detener al tercer terrorista.

En la declaración conjunta, los dos Gobiernos muestran su plena confianza en que la fortaleza de los valores democráticos, la eficacia de los mecanismos policiales y judiciales y la cooperación internacional permitirán vencer el terrorismo y paliar sus efectos.

Se comprometen así a poner "todo su empeño" y los recursos necesarios para combatir de forma eficaz esta lacra.

Contra la droga 

Madrid y París prevén igualmente un plan de acción de lucha contra la droga de tipo bilateral y pluridisciplinar que contemple los aspectos judiciales, policiales y militares, para reforzar la cooperación entre los diferentes ministerios e instituciones de ambos países. 

Así, se crearán unidades conjuntas dedicadas a la investigación, análisis e intervención criminal y financiera. Contempla la cooperación con terceros Estados -como la implantación de unidades dedicadas a la lucha contra la droga en países africanos-, así como la implantación de magistrados, creación de puntos de contacto entre ocho jurisdicciones interregionales especiales y refuerzo de la vigilancia aérea y marítima.

Noticias Relacionadas