Archivo de Público
Viernes, 7 de Enero de 2011

González dice que Zapatero sólo debe seguir si lo decide el PSOE

La ejecutiva insiste en que el presidente sigue siendo el candidato para 2012. González afirma: "La libertad personal no siempre se puede ejercer cuando se tiene un compromiso político"

 

ÁLVARO LÓPEZ MILLÁN / JUANMA ROMERO ·07/01/2011 - 23:30h

EFE - El ex presidente Felipe González, ayer, en la presentación de la candidata socialista por Málaga en el desayuno del Nueva Economía Fórum.

Felipe González entró de lleno este viernes en el debate sobre el futuro de José Luis Rodríguez Zapatero. En el Foro Nueva Economía, donde se presentó a la candidata del PSOE al Ayuntamiento de Málaga, María Gámez, el ex presidente del Gobierno explicó que si Zapatero decide repetir como candidato, deberá ser el partido el que lo ratifique. "La libertad personal no siempre se puede ejercer cuando se tiene un compromiso político porque pueden no dejártela ejercer", explicó y agregó que aspirar a una nueva reelección "depende del funcionamiento democrático y orgánico de la estructura del partido".

Además, subrayó que "aunque es algo tan obvio que a veces se olvida", una persona "tiene libertad para decir no y sí con todas sus consecuencias". Para el ex presidente, "la libertad de una persona que ejerce el liderazgo sólo es plena con el límite de la responsabilidad para decir que no es candidato".

El camino del vicepresidente

Es obvio, pero una persona "tiene libertad para decir no y sí con todas sus consecuencias"Pero el ex dirigente no sólo se refirió a Zapatero. Los asistentes también le preguntaron, pese a que en teoría la protagonista era la candidata por Málaga, por otros asuntos de actualidad como el liderazgo que el vicepresidente Alfredo Pérez Rubacalba está adquiriendo en las últimas semanas. González calificó al número dos como un "todoterreno de la política; lo mismo va por un camino rural que por una autopista y circula bien".

González añadió que Rubalcaba "no se va a poder mover para salir al exterior". Recordó que mientras María Teresa Fernández de la Vega ocupó ese puesto, "realizaba 20 viajes al extranjero al año y nadie decía nada". En cambio, Rubalcaba "sale una vez y se dice que está sustituyendo ya al presidente, que hace de reina madre".

"Estamos banalizando demasiado", concluyó,y pidió "sensatez" porque hoy los problemas de España no son la presencia de Rubalcaba o no como representante del Ejecutivo. En Madrid, mientras, el estado mayor de los socialistas vivió con patente normalidad las declaraciones del ex presidente. "Aunque Felipe suele hablar por sí mismo, está diciendo una verdad como un templo", indicaba este viernes una influyente dirigente de la ejecutiva federal. Lo explicaba así: "Lo que dice es que si Zapatero decide presentarse, lo hará con el PSOE detrás, simplemente. Pero no hay operaciones de la vieja guardia o de los barones". La omnipresencia de Rubalcaba se debe, añadía, a que "existe una mayoría social favorable al vicepresidente". A su juicio, tampoco González lo señala como sucesor, ya que, "si le hubieran preguntado por Carme Chacón, habría contestado lo mismo".

Apuestas, "las hay"

A su juicio, tampoco González lo señala como sucesor

La cúpula insiste en que el candidato es Zapatero y ningún otro. Varios de sus miembros creen que el presidente puede anunciar su decisión de seguir o no "en cualquier momento", "cuando toque", pero estiman que llegará tras los comicios de mayo. "Aún hay tiempo", recalcan. "Lo dirá cuando considere, cuando venga bien al partido y al país. Desde luego, no es un tema al que demos vueltas. Hay que concentrarse en sacar a España de la crisis, y en las autonómicas y municipales", abunda un alto cargo de Ferraz.

Otro integrante de la dirección, de probada "lealtad" al líder, relativizaba este viernes las palabras de González, aunque las observaba de modo más crítico: "El de Felipe es un punto de vista que no vale más que ningún otro. Pero por supuesto que el partido decidirá democráticamente a su candidato sin someterse a las presiones ajenas, como pasó en 2000" cuando Zapatero fue elegido secretario general pese a que José Bono era el favorito. "Que hay apuestas en nuestro entorno, a favor de una persona [Rubalcaba]", también en algunos medios, "es algo que todo el mundo ve", aducía.

Señaló que todos los gobiernos están pagando el efecto de la crisis 

Cascos, "irrelevante"

González también aludió al terremoto causado en el PP por el abandono de Francisco Álvarez-Cascos. El ex presidente no cree que la decisión del ex ministro de José María Aznar afecte al liderazgo de Mariano Rajoy al frente de los conservadores y apostilló que, de presentarse a las elecciones autonómicas en Asturias, sería "políticamente irrelevante".

Por otro lado, en su presentación González criticó el papel que Europa está jugando en el actual contexto económico. Señaló que todos los gobiernos están pagando el efecto de la crisis porque la UE "está fallando". Las reformas de las que tanto se están hablando ahora, que el ex presidente tachó de "malditas", se debían haber afrontado "hace más de diez años" , aunque considera que esta década no se habrá perdido siempre y cuando haya servido de "aprendizaje".

González aprovechó además su intervención para reiterar que no tiene ninguna intención de regresar a la primera línea de la vida política, ni en España ni en Europa.