Miércoles, 9 de Enero de 2008

Marruecos y el Frente Polisario seguirán negociando pese a tres rondas sin avances

EFE ·09/01/2008 - 23:42h

EFE - El representante permanente del Frente Polisario en España, Brahim Gali, quien hoy ha informado de que las negociaciones sobre el Sahara con Marruecos continuarán en marzo.

Marruecos y el Frente Polisario acordaron hoy que continuarán con las negociaciones en marzo, pese a que después de tres rondas de conversaciones no se observa cambio alguno en sus posiciones enfrentadas sobre el futuro del Sahara Occidental.

Las dos partes en conflicto decidieron hoy volver a reunirse entre el 11 y el 13 de marzo próximos en el complejo Greentree, en Manhasset, una región localizada a las afueras de Nueva York que ha sido escenario de las tres rondas de negociaciones que se han celebrado desde que comenzó el actual proceso de diálogo, en junio de 2007.

El acuerdo para mantener las negociaciones fue el único avance logrado luego de tres días de reunión, de la que se expidió un comunicado conjunto en el que se asegura que las partes no han sido capaces de acordar "medidas para aumentar la confianza mutua".

Sin embargo, sí se mantuvieron "negociaciones preliminares sobre asuntos como la administración, las competencias o los órganos", asegura el comunicado conjunto difundido por el enviado especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para el Sahara, Peter van Walsum, al término de la reunión y en el que no se detalla más sobre el alcance exacto de esas discusiones.

"Las partes han seguido expresando sus fuertes divergencias respecto a las cuestiones fundamentales que hay en juego -añade el texto-, aunque reafirman su compromiso de mostrar voluntad política y espíritu negociador de buena fe, tal y como pedía el Consejo de Seguridad".

Ambas partes también están "convencidas de la necesidad de hacer que el proceso negociador entre en una fase más intensa y sustantiva", apunta el comunicado.

Van Walsum detalló que las "partes también han recibido con agrado" su intención de visitar la región "poco antes de esa cuarta ronda para llevar acabo nuevas y profundas consultas".

El jefe de la delegación marroquí y ministro del Interior, Chakib Benmusa, aseguró en una conferencia de prensa posterior a la reunión que su propuesta de autonomía para el Sahara "está conforme con las normas internacionales y responde a la solución política que la comunidad internacional espera" para ese territorio.

"Lamentablemente las otras partes aún sostienen posiciones rígidas y obsoletas", apuntó el líder marroquí, quien advirtió de que el "punto muerto" en que se encuentra el conflicto "pone en peligro la paz y la seguridad en una región que sigue amenazada por la balcanización, el terrorismo y la inestabilidad".

"Nos preguntamos hasta qué punto las otras partes tienen una verdadera voluntad de seguir con buena fe en este proceso de negociación para superar el actual punto muerto", añadió.

Además, apeló a Argelia a que "sea más activa en la búsqueda de una solución política consensuada que abra el camino hacia la integración del Magreb".

Por su parte, el jefe de la delegación saharaui, Mahfud Ali Veiba, aseguró que la tercera ronda de negociaciones ha sido "útil e importante".

"Ha supuesto una oportunidad para consolidar todas las aclaraciones que presentamos en Manhasset I y II y ha dado luz para todas las etapas por las que aún tenemos que pasar este año para lograr cumplir el mandato establecido por las resoluciones 1754 y 1783 del Consejo de Seguridad", añadió el líder saharaui en una declaración escrita.

"La delegación saharaui reitera su compromiso con un referéndum de autodeterminación libre y justo", defendió.

La cita se produjo en medio de un aumento de la tensión entre Rabat y los independentistas saharauis, particularmente tras la advertencia del Polisario en su XII Congreso de diciembre de que estaba dispuesto a librar "una larga guerra" si fracasaban las negociaciones.

El hecho de que el Polisario haya accedido a seguir negociando, pese a la ausencia de avances significativos en esta tercera ronda, se debe a que no se ha perdido "la fe y la confianza en llegar a una solución definitiva de este conflicto", aseguró a Efe el delegado del Frente Polisario en España, Brahim Gali.