Archivo de Público
Viernes, 7 de Enero de 2011

EEUU dio sobornos a israelíes para meter productos en Gaza

Wikileaks revela pagos de multinacionales a funcionarios para superar el bloqueo

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·07/01/2011 - 01:00h

La única manera que la Coca-Cola tenía para entrar en la franja de Gaza en 2006 era mediante un soborno generoso a los empleados israelíes que vigilan el paso de Karnique conecta Israel con Gaza. La corrupción era entonces moneda corriente y las compañías estadounidense no tenían más opción que sobornar a los israelíes.

Esto se desprende de un despacho fechado el 14 de junio de 2006 que ayer publicó el diario noruego Aftenposteny que en su día redactaron conjuntamente la Embajada de Estados Unidos en Tel Aviv y el Consulado General en Jerusalén. En esa época Hamás todavía no se había hecho con el control de Gaza y no se sabe si hoy las empresas extranjeras aún se ven obligadas a dar unas mordidas similares a los funcionarios israelíes.

Las sedes diplomáticas de EEUU se lamentaban en 2006 de que las quejas de los hombres de negocios eran continuas. Los representantes de compañías como Westinghouse, Philip Morris, Hewlett-Packard, Motorola, Dell o Caterpillar incluso detallaban las cantidades de dinero que les exigían los empleados israelíes para permitir que sus productos entrasen en Gaza.

El distribuidor de Coca-Cola, Joerg Hartmann, para quien el consulado y la embajada pedían protección es decir, que no se divulgase su nombre y que era el distribuidor de esta bebida en Cisjordania, explicó que el constante cierre del paso por parte de las autoridades israelíes hacía que el negocio de los empleados israelíes fuera mayor cuando se abría el paso. Para que un camión de Coca-Cola entrara en Gaza en 2006, Hartmann debía pagar más de 3.000 dólares en sobornos.

"La corrupción también afecta a la dirección de Karni e implica a las compañías [israelíes] de logística que trabajan como mediadoras para los militares y los funcionarios civiles de la terminal", señala el documento diplomático filtrado por Wikileaks.