Archivo de Público
Viernes, 7 de Enero de 2011

Un grupo de saharauis pide asilo en España

Llegaron a Canarias en patera junto a otros compatriotas el pasado miércoles

PÚBLICO ·07/01/2011 - 01:00h

Centro de Extranjeros de El Matorral.Efe

Parte del grupo de saharauis que llegó el pasado miércoles a la zona de playa Blanca, en Fuerteventura, pedirá asilo político en España, según informó ayer Elpais.com. En total serán 16 las personas que solicitarán la obtención de este estatus de protección a las autoridades españolas.

Los 26 saharahuis que viajaron hacia Canarias se encuentran, por el momento, detenidos en el Centro de Internamiento para Extranjeros de El Matorral, a la espera de ser puestos a disposición judicial.

Los saharauis, que fueron interceptados por una unidad de la Guardia Civil, llegaron a las costas de Fuerteventura por sus propios medios y a bordo de una patera después de un viaje de alrededor de 17 horas. Desde su llegada, los ciudadanos del Sáhara Occidental comunicaron a la policía española que el motivo de su viaje era el conflicto con Marruecos en este territorio, un situación que no parece revertir cuando están a punto de cumplirse dos meses desde que estallara la crisis.

Escondidos desde el ataque

Desde el primer momento, los saharauis expresaron a las fuerzas de seguridad españolas su deseo de solicitar el asilo político. Según informó este mismo medio, los 16 saharauis estuvieron escondidos desde el ataque por parte de efectivos marroquíes al campamento Dignidad, situado a escasos 15 kilómetros de El Aaiún, la capital del Sáhara Occidental.

La destrucción del asentamiento de protesta saharaui provocó la muerte de 11 militares y de al menos dos civiles. Desde que ocurrieran los hechos, activistas saharauis han denunciado en varias ocasiones haber sido víctimas de torturas.

El delegado del Frente Polisario en Canarias, Mohamen Salem, explicó a última hora de la tarde de ayer a Público que esta formación todavía no había podido ponerse en contacto con sus compatriotas. En cualquier caso, Salem quiso "dejar constancia" de la "grave situación" que se está viviendo en la zona. "Marruecos quiere limpiar de fuerzas vivas el Sáhara Occidental", sentenció.