Archivo de Público
Viernes, 7 de Enero de 2011

Las rebajas más agresivas de la crisis subirán ventas hasta el 6%

Hoy comienzan en todo el territorio con descuentos del 40% al 70%

PÚBLICO ·07/01/2011 - 08:00h

La campaña de rebajas comenzó en Madrid, además de en Murcia, el pasado 2 de enero.

Esta semana será la más importante del año para unos 100.000 pequeños y medianos comercios. Empiezan las rebajas de invierno, que para los comerciantes de ropa y calzado llegan a suponer en torno al 20% de las ventas del ejercicio, según su patronal, Acotex. Se presenta ya como la campaña más agresiva de la crisis porque las tiendas se ven forzadas a tirar los precios para incentivar el consumo, que ha tenido una débil evolución el año pasado. Con ello, el comercio espera subir su facturación entre el 2% y el 6% en rebajas.

Los comerciantes venderán entre un 5% y un 10% más de productos que el año pasado, pero la facturación crecerá menos porque los precios son más bajos, según explicó a Europa Press Miguel Ángel Fraile, secretario general de la Confederación Española de Comercio (CEC). Fraile espera una campaña "muy buena".

100.000 comercios esperan hacer su agosto en esta semana de enero

Los establecimientos de ropa y calzado calculan que facturarán 3.600 millones de euros en esta campaña, según Acotex. Esto supone el grueso de los 4.000 millones de ventas que estima la CEC para el pequeño y mediano comercio.

Los descuentos estarán entre el 40% y el 50%, de media, pero llegarán al 70% en algunos artículos, según los comerciantes. Así lo han exhibido muchos carteles de reclamo en numerosas tiendas de Madrid, que comenzaron las rebajas el pasado día 2 de enero, al tiempo que en Murcia. Hoy se unen el resto de comuni-dades autónomas y varios grandes establecimientos.

Cada español gastará de media unos 200 euros en rebajas, de los que entre 80 y 90 euros irán destinados a ropa y calzado, según los comerciantes. El resto se repartirá, sobre todo, entre electrodomésticos, mobiliario y artículos del hogar. Sin embargo, la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes cree que la crisis bajará el gasto a 85 euros, un 11% menos que en 2010.