Archivo de Público
Viernes, 7 de Enero de 2011

La batalla electoral en los municipios

Ambas fuerzas están equilibradas en las capitales de provincia

Y. G. / C. M. ·07/01/2011 - 08:00h

Primero conservar y después conquistar nuevos ayuntamientos. Son los objetivos prioritarios de PSOE y PP. Ambas fuerzas están equilibradas en las capitales de provincia. Aunque algunos socialistas ponen en la zona de peligro a Barcelona, desde la dirección del PSOE sostienen que la conservarán: "La gestión de Jordi Hereu es buena y no tiene por qué afectar el resultado de las elecciones en Catalunya". También hay dudas sobre Sevilla, una plaza que el PP anota entre sus posibles victorias.

Los conservadores no tienen dudas sobre los "buques insignia" del partido, como Madrid y Valencia. En la formación dan por descontado que las mantendrán con "total seguridad". Están convencidos de que Alberto Ruiz-Gallardón reeditará una nueva mayoría en el estreno de Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte, como candidato del PSOE a la alcaldía de la capital. Y que Rita Barberá no tendrá problemas en mantenerse en Valencia.

Nuevas conquistas

Puestos a sumar nuevos ayuntamientos, los socialistas tienen "buenas expectativas" de lograr la victoria nueve capitales de provincia como Teruel, en Aragón, o Huelva, en Andalucía. La apuesta por candidatos "magníficos", explican en Ferraz, les da opciones también en Santa Cruz de Tenerife, Salamanca y Valladolid, en Castilla y León, y Guadalajara y Cuenca, en Castilla La-Mancha.

Los conservadores creen que, según los datos que manejan, podrán teñir de azul Sevilla y Córdoba, en Andalucía; Toledo, en Castilla-La Mancha, y Zaragoza, en Aragón. En Galicia, el PP está convencido de que, tras el éxito de Alberto Núñez Feijóo en las autonómicas, hay "posibilidades reales" de sumar los ayuntamientos de Vigo, A Coruña, Ourense y Pontevendra, los tres primeros gobernados por el PSOE y el último, por el BNG.

Los socialistas, sin embargo, apuntan que mantendrán sus ayuntamientos e incluso aspiran a ganar Pontevedra con Antón Louro, ex delegado del Gobierno, como candidato.