Archivo de Público
Jueves, 6 de Enero de 2011

Pesimismo sindical ante la negociación de las pensiones

El Gobierno y los sindicatos intentarán acercar posturas hoy y mañana

A. M. V. ·06/01/2011 - 20:06h

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, y los principales dirigentes de los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, intentarán, en sendas reuniones cuya celebración está prevista, en principio, para hoy y mañana, acercar posturas en la reforma del sistema de pensiones, que el Gobierno quiere tener aprobada como anteproyecto de ley el próximo día 28. El Ejecutivo ha planteado elevar la edad legal de jubilación hasta los 67 años (frente a los 65 actuales), una propuesta que los sindicatos rechazan frontalmente y que, en palabras del secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, sería motivo suficiente para la convocatoria de una nueva huelga general, tras la de septiembre pasado.

Fuentes sindicales encaraban ayer las reuniones, que calificaban "más de exploratorias que otra cosa", con pocas expectativas de alcanzar un acuerdo. Los encuentros servirán, en palabras de un dirigente de UGT, para tantear "el grado de flexibilidad del Gobierno" en materia, sobre todo, de pensiones. En principio, la fecha límite para decidir la eventual convocatoria de huelga no expiraría este fin de semana. No obstante, las reuniones serán decisivas para determinar las posturas de las dos partes y su predisposición a alcanzar un acuerdo.

Fórmulas

Aunque el Ejecutivo no parece dispuesto a renunciar a su propuesta de prolongar la edad de jubilación, entre las posibles fórmulas que podría presentar Trabajo para suavizar la medida y aplacar el rechazo sindical está la posible ampliación del periodo de transición hasta llegar a los 67 años como edad de retiro, que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, situó la semana pasada en el año 2027. Además, el Ejecutivo podría ofrecer la inclusión de determinadas actividades (aquellas de especial peligrosidad o consideradas insalubres) en las que se podría anticipar la edad de jubilación respecto a los citados 67 años; y permitir la jubilación a los 65 años a los trabajadores con carreras de cotización superiores a los 36 años.

Sobre la mesa de negociación están, además, otras cuestiones, como el desarrollo reglamentario de la reforma laboral, que incluye la concreción de las causas de despido objetivo (que ofrece 20 días por año trabajado), la reforma de las políticas activas de empleo y los cambios en la negociación colectiva. Pero el tema estrella, coinciden las fuentes consultadas, es la reforma de las pensiones.

Además de Gómez y su equipo, a las reuniones acudirán, por parte de los sindicatos, los secretarios generales de CCOO y UGT, Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, además de, entre otros, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, y su homólogo de CCOO, Ramón Górriz. Este último dijo ayer a EP que los sindicatos quieren "alcanzar un acuerdo" cuanto antes y que, de no haberlo, "será responsabilidad del presidente del Gobierno". Gorriz recordó que CCOO no aceptará la posibilidad de ampliar la vida laboral a más de 65 años, ni la opción de congelar las pensiones. En su opinión, para afrontar la crisis se debe actuar sobre la estructura de ingresos del sistema.

El secretario de Acción Sindical de CCOO añadió que, si con medidas como la de ampliar la edad de la jubilación se pretende dar un mensaje a los mercados (el Ejecutivo ha llegado a vincular esa reforma a la solvencia del país), el Gobierno está cometiendo un error, ya que, en su opinión, no existe riesgo para la sostenibilidad de la Seguridad Social.