Archivo de Público
Jueves, 6 de Enero de 2011

El nuevo Málaga aplaza su estreno

El Sevilla pasa a cuartos tras golear al Málaga (0-3)

ALBERTO CABELLO ·06/01/2011 - 01:00h

 

El jeque ya ha puesto los petroeuros, ahora le toca a Pellegrini sacar todo el jugo a los fichajes que el millonario qatarí le ha traído para encauzar la situación del Málaga. Lo de ayer no cuenta. Fue un simulacro. Darle cancha a algunos de los nuevos para que vayan tomando el pulso de lo que les viene encima a partir del sábado. En medio de esta transición entre lo viejo y lo nuevo apareció el Sevilla por la Rosaleda para llevarse una goleada en la vuelta de la Copa del Rey. El equipo de la Costa de Sol perdió esta eliminatoria en la ida. Tenía a los sevillanos KO, pero contaron hasta 12.

Con la desventaja del 5-3, el guión de este tipo de situaciones enumera la importancia de la salida, encerrar al rival, no desesperarse si el gol no llega pronto. No hubo mucho de todo eso. El Málaga llevó el peso pero sin asfixiar. El ex atlético Camacho, una de las nuevas incorporaciones, se mostró incapaz de darle energía al equipo. Así, la defensa de Manzano salvó sin demasiado apuro las aproximaciones a la portería de Palop.

En el segundo tiempo apareció el héroe de esta eliminatoria. Romaric marcó su tercer gol de este doble enfrentamiento en una falta lejanísima que intoxicó el rechace de Baha.

El tanto acabó con las escasas esperanzas de remontada. El que mejor aprovechó estos minutos ya sin chicha fue Luis Fabiano. No cabe duda de que se trata de un tipo especial. Inédito cuando más se le necesita, ayer se mostró de lo más servicial durante toda la tarde. Le puso el lazo a un partido de muy buenos detalles con un golazo de falta.