Miércoles, 9 de Enero de 2008

El presidente de Air France inicia contactos sobre la privatización de Alitalia

EFE ·09/01/2008 - 18:28h

EFE - Imagen de archivo que muestra dos aviones, uno de la compañía Alitalia y otro e Air France, en el aeropuerto internacional "Leonardo da Vinci", cerca de Roma, Italia.

El presidente de la compañía aérea Air France-KLM, Jean Cyrill Spinetta, se reunió hoy con el ministro italiano de Economía, Tomasso Padoa Schioppa, y el presidente de Alitalia, Maurizio Prato, en el marco del proceso de privatización de ésta aerolínea.

Spinetta señaló, en una rueda de prensa, que el proyecto del grupo franco-holandés no es hacer de Alitalia "una compañía regional", sino crear "un campeón europeo, que esté a la altura de los desafíos a los que hará frente el sector en los próximos años"

Padoa Schioppa dio el pasado diciembre luz verde a que Alitalia realizara "negociaciones exclusivas" con Air France-KLM, para llegar a una propuesta vinculante de integración de ambos grupos, con la compra de la participación del (49,9%) que el Estado italiano aún tiene en la aerolínea.

Spinetta dijo que si se llega a un acuerdo realizarán "un notable aumento de capital que permitirá a Alitalia renovar la flota y mejorar su producto".

Preguntado sobre si el plan previsto contempla una reducción de plantilla de unas 1.750 personas, Spinetta indicó que sería en torno a esa cifra y agregó que se discutirá con el Gobierno de "amortizadores sociales".

Las ocho semanas de negociaciones exclusivas previstas por el Ejecutivo de Roma comenzarán cuando se firme la carta que las establece oficialmente exclusivas, lo que podría hacerse este fin de semana o a comienzos de la próxima, indicó.

Además, manifestó su deseo de "encontrarse pronto" con representantes de los grandes sindicatos italianos, pues hoy sólo se entrevistó con el minoritario Ugl.

El presidente de Alitalia indicó al final de sus dos encuentros con Spinetta que se trató de entrevistas "de rutina y conocimiento. Las cosas están andando bastante bien, compatiblemente con el contexto".

Los secretarios generales de los tres grandes sindicatos: el de izquierdas Cgil, Gugliemo Epifani; el democristiano Cisl, Raffele Bonanni, y el socialista Uili, Luigi Angeletti, dirigieron hoy una carta al primer ministro italiano, Romano Prodi, en la que le piden una reunión "urgentísima".

Los sindicalistas recordaron que el tema de Alitalia "sigue presentando aspectos de fuerte criticidad", de ahí la necesidad de entrevistarse con el Gobierno para tratar no sólo de este caso, sino para "afrontar los nudos estratégicos que afectan a todo el sistema del transporte aéreo en Italia".

En cuanto a la visita de Spinetta a Roma, Epifani indicó a la prensa que para los tres sindicatos el interlocutor fundamental sigue siendo el Gobierno, que es el accionista en Alitalia.

El Ejecutivo italiano abrió en diciembre de 2006 un concurso público para vender su capital en Alitalia, que finalmente cerró por falta de candidatos, tras lo que los directivos de la compañía iniciaron la búsqueda de posibles compradores que acabó con la elección de Air France-Klm como candidato con quien negociar.

La compañía italiana vive desde hace años en crisis, con un endeudamiento neto de 1.191 millones a 30 de noviembre de 2007, mientras en el tercer trimestre de ese año tuvo una pérdida antes de impuestos de 58 millones de euros y un resultado operativo negativo de 19 millones, en ligera mejora frente al de doce meses antes.

Por otra parte, el Ente Nacional de Aviación Civil (Enac) se reunió hoy con representantes de Alitalia para tratar sobre los problemas vinculados al anunciado traslado de una docena de vuelos intercontinentales desde el aeropuerto de Milán-Malpensa (norte) al de Roma-Fiumicino.