Miércoles, 9 de Enero de 2008

El Tau se queda sin argumentos en Siena (83-71)

Terrel McIntyre destroza al Baskonia con 20 puntos, siete robos y siete asistencias

AGENCIAS ·09/01/2008 - 19:45h

AFP - Thiago Splitter, del Tau Cerámica, intenta lanzar a canasta ante la oposición de dos jugadores del Montepaschi.

El Tau Cerámica salió derrotado por el Montepaschi (83-71) en su visita a Siena, y rompió una racha de ocho encuentros consecuivos sin perder, ante un conjunto que se muestra muy fuerte en su feudo, y que iguala en triunfos a los de Neven Spahija, que no consolidan su condición de segundos clasificados en el Grupo A.

Esta derrota supone la cuarta para el equipo español en competición europea, que sigue con la firme intención de mantenerse en la segunda plaza para ser cabeza de serie en el 'Top-16', aunque una victoria de Olympiakos ante el CSKA, o del Zalguiris frente al Olimpija, bajarían del segundo puesto al Tau, que hoy se mantuvo en pie gracias a Splitter y Rakocevic.

Y es que el conjunto vasco racaneó en los primeros cuartos y apenas ofreció esa pizca de descaro necesaria para ganar en la pista del actual líder de la Lega italiana e invicto en el Palasport Mens Sana en la competición casera. Los de Spahija aproveharon los balones interiores en manos de Tiago Splitter, que se fue al descanso con un más que notable seis de ocho en tiros de campo, para salvar el primer cuarto.

Además de la aportación del brasileño, Igor Rakocevic intentó desperezar a los suyos, aunque tampoco se mostró cómodo desde la línea de 6,25, desde donde -a pesar de ser su fuerte- no lanzó ni en una sola ocasión antes del descanso. Esto fue aprovechado por los italianos, que cogieron aire en la pintura con la aportación de Eze y Thornton.

El Baskonia pareció confiado y seguro de que el tiempo podría arreglar el desaguisado que ellos mismos estaban creando poco a poco. Las 20 puntos de Terrel McIntyre, sus siete asistencias y otros tantos robos, machacaron al equipo vasco, incapaz de reaccionar amén de las buenas maneras de Rakocevic.

En los últimos compases, solo Rakocevic sacó la cara por su equipo y se fue hasta los 23 puntos, igual que Splitter, que acabó con 19. Prigioni, con menos ocho de valoración, hizo un partido para olvidar, y Planinic no estuvo mucho más allá. Los de Spahija deberán vencer al Olimpija en la próxima jornada para no sufrir más de lo necesario. En la siguiente, visitan al CSKA Moscú.