Archivo de Público
Miércoles, 5 de Enero de 2011

Un representante del Senado de EEUU afirma que un referéndum libre fortalecerá los lazos con Sudán

EFE ·05/01/2011 - 15:18h

EFE - El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU., John Kerry (i), conversa con el consejero del consejero del presidente sudanés, Omar Hasan al Bachir, durante la reunión que mantuvieron en Jartúm (Sudán), hoy, 5 de enero de 2011. Kerry emprendió ayer una gira por Sudán, en la antesala del referendo del próximo domingo, que determinará si ese país quedará dividido entre norte y sur. EFE/PHILIP DHIL

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EEUU, John Kerry, afirmó hoy que la celebración de un referéndum libre en el sur de Sudán allanará el camino para unos lazos fuertes entre Jartum y Washington.

Kerry inició hoy una visita de una semana a Sudán y se entrevistó en Jartum con el consejero de la Presidencia sudanesa Gazi Salahedín con el que analizó la organización del referéndum de autodeterminación del sur, que se celebrará entre los próximos días 9 y 15.

En una rueda de prensa, Kerry apuntó que EEUU podría retirar el nombre de Sudán de la lista de estados que apoyan el terrorismo si el plebiscito se lleva a cabo en la forma debida.

Sin embargo, matizó que "este paso no afectará a las sanciones económicas impuestas a Sudán por la situación en Darfur", en el oeste del país, y advirtió de que el estado árabe se dirige hacia un momento determinante.

Asimismo, recordó que Washington "ha jugado un papel importante para poner fin a la guerra civil de Sudán que condujo a la celebración del referéndum en su fecha".

"Nuestro compromiso con el pueblo sudanés va más allá del referéndum sea cual sea el resultado -aseguró el responsable estadounidense-. Y trabajamos para mejorar la situación económica y humanitaria en la región".

Además, Kerry alabó las declaraciones que hizo ayer en Yuba, capital del sur de Sudán, el presidente sudanés, Omar al Bachir, quien indicó que aceptará las decisión que tomen los sureños en la votación, pese a su convencimiento de que la unidad de Sudán "es mejor".

El dirigente demócrata calificó esas palabras de "gran apoyo" y destacó que el discurso de Al Bachir fue "positivo y muy constructivo".

"Creo que es un buen paso hacia el referéndum", subrayó.

Se trata del cuarto viaje de Kerry a este país, donde tiene programado reunirse con funcionarios sudaneses en Yuba y Jartum para "alentar un proceso de referéndum pacífico y un pacto más amplio entre el norte y el sur que guíe Sudán en la plena aplicación del Acuerdo de Paz Integral", informó ayer su oficina.

El norte de Sudán, de mayoría musulmana, y el sur, predominantemente cristiano y animista, libraron una guerra de 20 años que concluyó con un acuerdo de paz en el 2005 que estipulaba la celebración de un referéndum sobre la independencia del sur a comienzos del 2011.

Más de dos millones de personas murieron en ese conflicto, que comenzó en 1983 cuando el régimen de Jartum impuso la ley islámica en todo el país y los rebeldes sureños se levantaron en armas.