Archivo de Público
Miércoles, 5 de Enero de 2011

El enviado de EEUU destaca la coordinación como medio para dialogar con Pyongyang

EFE ·05/01/2011 - 05:12h

EFE - El enviado especial estadounidense para Corea del Norte, Stephen Bosworth (i), se reúne con su homólogo surcoreano, Wi Sung-lac (d).

El enviado especial estadounidense para Corea del Norte, Stephen Bosworth, destacó hoy en Seúl la coordinación con los países de la región como medio para que Pyongyang vuelva al diálogo sobre su programa nuclear.

En la primera etapa de su gira por Asia, Bosworth y el negociador nuclear surcoreano, Wi Sung-lac, acordaron que el futuro de las conversaciones a seis bandas para el desarme de Corea del Norte pasa por un compromiso "sincero" de Pyongyang a desnuclearizarse, según informaron fuentes de Seúl a la agencia local Yonhap.

Además, el enviado estadounidense se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores surcoreano, Kim Sung-hwan, y el titular de Unificación, Hyun In-taek, en una ronda de encuentros que parece dejar la pelota en el tejado de Pyongyang para volver al diálogo nuclear multilateral.

El diálogo a seis bandas, en el que participan las dos Coreas, EEUU, China, Japón y Rusia, está paralizado desde diciembre de 2008 por decisión unilateral de Pyongyang, que ahora se muestra favorable a retomar el trabajo en este foro.

Bosworth dijo al inicio de su reunión con el jefe de la diplomacia surcoreana que espera que su interlocutor "esté impresionado y confiado por la cercana coordinación de políticas que estamos llevando a cabo a cabo en los últimos meses".

A su llegada ayer a Seúl, Bosworth pidió "negociaciones serias" para tratar con el régimen norcoreano y acordó con Seúl que se deben dar unas condiciones previas para reanudar las conversaciones multilaterales para la desnuclearización de Pyongyang.

Así, ambas partes coincidieron en que se deben mejorar las relaciones entre las dos Coreas, gravemente dañadas tras el ataque norcoreano con obuses a la isla surcoreana de Yeonpyeong el 23 de noviembre, en el que murieron cuatro personas en el Sur.

Bosworth y Wi coincidieron en que el enriquecimiento de uranio norcoreano, que Pyongyang confirmó en noviembre, es una violación de las resoluciones de la ONU y merece una respuesta fuerte de la comunidad internacional, según Yonhap.

El viaje de Bosworth a la región, que le llevará esta noche a Pekín y finalizará en Tokio, antecede a la cumbre entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo chino, Hu Jintao, el 19 de enero en Washington, en el que Pyongyang será uno de los asuntos centrales de Pekín, que busca reanudar el diálogo a seis para rebajar la tensión en la península coreana.

Por su parte, el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, dijo en su mensaje de Año Nuevo que la puerta al diálogo con Corea del Norte "está abierta", pese que tras al incidente de Yeonpyeong.