Archivo de Público
Martes, 4 de Enero de 2011

Gbagbo acepta dialogar y retira el bloqueo al presidente electo

Un alto cargo de la CEDEAO ha asegurado que si el líder marfileño dejaba el poder pacíficamente, le garantizarían la inmunidad.

REUTERS/EFE ·04/01/2011 - 19:05h

REUTERS - El presidente electo en Costa de Marfil el pasado 28 de noviembre, Alassane Ouattara, con corbata azul.

El líder de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, ha acordado celebrar nuevas conversaciones sobre una amarga disputa electoral y se comprometió a levantar un bloqueo alrededor de la sede provisional de su rival Alassane Ouattara, dijo el martes la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO).

Alassane Ouattara ha sido reconocido por la comunidad internacional como presidente electo en las elecciones del 28 de noviembre de Costa de Marfil.

"El señor Laurent Gbagbo acordó negociar un fin pacífico a la crisis sin precondiciones. También se comprometió a levantar inmediatamente el bloqueo alrededor del Hotel Du Golf, la sede temporal del señor Alassane Ouattara", ha afirmado en un comunicado la CEDEAO.

Después de entrevistarse con el trío de presidentes de África del oeste y el primer ministro de Kenia, que visitaron ayer Abiyán en nombre de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) y la Unión Africana (UA), Ouattara dijo que había enviado un mensaje a Gbagbo en el que le reclamaba tres cosas:

1. Que reconozca los resultados de la segunda vuelta de los comicios presidenciales difundidos por la Comisión Electoral Independiente (CEI) y certificados por la ONU.

2. Que admita que él es el presidente electo.

3. Y que abandone el poder en el menor tiempo posible.

Rechazo tras rechazo

Los presidentes Yayi Boni, de Benin; Pedro Pires, de Cabo Verde, y Ernest Koroma, de Sierra Leona, junto al primer ministro keniano, Raila Odinga, que se habían entrevistado por la tarde con Gbagbo, volvieron por la noche a visitarle tras la reunión con Ouattara, pero volvió a rechazar el dejar el poder.

Gbagbo quiere garantías de que no será procesado por violaciones de los Derechos HumanosPor su parte, Gbagbo, según declaró una fuente de su Gobierno, se negó a dejar el poder que obtuvo en 2000, e insistió en que había sido el ganador de las elecciones y reiteró su petición de que se forme una comisión internacional para revisar el resultado de los comicios.

Antes de la visita, un alto cargo de la CEDEAO próximo a la delegación africana, manifestó ayer que iban a ofrecer inmunidad a Gbagbo si aceptaba un traspaso pacífico del poder a Ouattara. "Hay indicios de que Gbagbo podría aceptar el dimitir, pero quiere garantías de que no será procesado por violaciones de los Derechos Humanos o delitos similares cuando deje el poder", señaló la fuente antes del inicio de la visita.

También la ONU, la Unión Europea, EEUU y otros países respaldan a Ouattara, y han sometido a sanciones a Gbagbo y a su entorno.