Archivo de Público
Martes, 4 de Enero de 2011

La Real hace amigos

Un gol de Braulio en el minuto 90 da aire a un Zaragoza taquicárdico

J. ELORZ ·04/01/2011 - 01:00h

 

En otro partido desconcertante, la Real le echó una mano al Zaragoza, sudoroso colista que hasta ayer sólo había ganado un partido. Un gol de Braulio en el minuto 90 dejó los tres puntos en La Romareda y a los realistas con cara de tontos. La Real, que en la primera parte sacó petróleo de su única llegada al área de Leo Franco, pudo sentenciar en la segunda, pero acabó perdiendo el punto que Lasarte empezó a dar por bueno y que pretendía amarrar con la entrada de Labaka. No le dio tiempo al uruguayo.

El partido acabó como empezó, con la defensa realista exhibiendo su fragilidad. Bastó que Ponzio conectara con Sinama, para que este rompiera la cintura a Mikel González y se plantara solo ante Bravo. El gol le sirvió al Zaragoza para sacudirse las dudas y la Real, por contra, empezó a ofrecer su imagen más habitual lejos de Anoeta. Partida en dos, con Xabi Prieto, Griezmann, Zurutuza y Llorente sin apenas entrar en juego, el Zaragoza no pasaba apuros. Sin capacidad para generar juego, tuvo que ser en una acción fortuita donde la Real encontró el camino del gol. Un pase de Ander tropezó en Teixeira y la contra montada por Llorente la culminó con destreza Xabi Prieto.

La segunda parte ganó en intensidad, pues la Real al fin logró mezclar. Zurutuza, bien asistido por Llorente justo antes de ser sustituido, tuvo el 1-2. Al poco de entrar, fue Tamudo quien no llegó a un pase de Griezmann y el propio jugador francés a punto estuvo de marcar. Un gol anulado a Zurutuza por falta previa de Elustondo pudo resultar decisivo, pero lo fue el de Braulio. Ya en tiempo de prolongación, Teixeira no vio un claro penalti de Contini a Tamudo y otra vez in extremis, como ante el Valencia, la Real dejó escapar un punto que bien pudieron ser tres.