Archivo de Público
Martes, 4 de Enero de 2011

Schwarzenegger se despide de una California en quiebra

La ex estrella de cine aún no tiene planes concretos para su futuro político

ISABEL PIQUER ·04/01/2011 - 08:00h

John G. MABANGLO / efe - El ex culturista austriaco, en uno de sus últimos actos como gobernador, el 6 de diciembre.

"Hasta la vista, baby". No lo dijo pero podría haberlo dicho. Tras siete años en el puesto, Arnold Schwarzenegger, el improbable gobernador de California, dejó ayer el puesto con un balance bastante desigual y un objetivo de futuro: seguir pujando por la causa ecológica que hizo de California un Estado pionero en temas de medio ambiente.

Sin embargo, Arnie no tiene una idea clara de lo que piensa hacer a partir de ahora, aparte de lo que suelen hacer los ex políticos norteamericanos: pronunciar discursos, escribir una biografía y, con un poco de suerte, crear una plataforma que le permita mantenerse activo y defender una causa donde pueda usar su popularidad.

Excepto los avances en medioambiente, el gobernator' deja un balance pobre

No descarta incluso volver al cine, siempre y cuando pueda encontrar un papel que convenga a un actor de 63 años. "¿Seguiré teniendo la paciencia de esperar en los rodajes y dedicarme durante tres o seis meses a una película? No lo sé", dijo el gobernador el pasado octubre en su Twitter.

Su portavoz aseguraba recientemente que la ex estrella de Hollywood había recibido "todo tipo de ofertas" del mundo empresarial pero que de momento no tomaría decisiones hasta dejar el cargo a su sucesor, el demócrata Jerry Brown, que ganó frente a la candidata conservadora Meg Whitman en noviembre.

Hace un mes, Schwarzenegger dejó entrever que le gustaría seguir en la brecha que abrió en la política medioambiental de EEUU al enfrentarse al Gobierno de George Bush en el tema de la reducción de los gases contaminantes, alentando una auténtica rebelión a nivel estatal frente al obstruccionismo de Washington y aplicando leyes mucho más duras. Pero el balance total de los siete años de Gobierno del ex culturista austriaco que empezó su carrera en Los Ángeles entrenándose en la muscle beachde Venice, no es tan positivo como sus logros verdes.

Arnie' no descarta incluso volver a la gran pantalla, aunque lo ve difícil

California, el Estado más poblado y más rico de EEUU, está en quiebra. Schwarzenegger deja las cuentas del Estado como las encontró, con un déficit abultado, que el año que viene alcanzará 28.000 millones de dólares. La economía californiana ha sido una de las más afectadas por el estallido de la burbuja inmobiliaria y el paro alcanza el 12%, algo más de dos puntos por encima de la media nacional.

Baja popularidad

Schwarzenegger deja el puesto con un 32% de índice de popularidad, tras haber incumplido muchas de sus promesas electorales, en particular la de reformar las prácticas disfuncionales de la capital, Sacramento, y de cambiar el sistema de salud del Estado.

Gobernator consiguió, sin embargo, un logro importante: arrebatar a los legisladores la tarea de delimitación de los distritos electorales, una práctica común en EEUU conocida como gerryman-dering y que se suele usar para redibujar las circunscripciones según criterios exclusivamente políticos.