Archivo de Público
Lunes, 3 de Enero de 2011

El pesquero 'Vega 5', secuestrado por piratas, navega hacia aguas somalíes

No se ha producido ningún contacto con los raptores ni con la armadora propietaria del barco, en el que viajan dos tripulantes gallegos

EUROPA PRESS ·03/01/2011 - 17:30h

Ver mapa más grande

 

El buque pesquero de bandera mozambiqueña Vega 5, con dos tripulantes de origen gallego abordo, navega con lentitud hacia aguas somalíes —al tratarse de un palangrero de 24 metros de longitud— tras ser secuestrado por piratas de esta nacionalidad. Según informan fuentes consultadas por EP, "no hay ningún contacto" con la armadora Efripel Ltda. —propietaria del barco— ni con los secuestradores, por lo que se desconoce la estrategia que estos pretenden seguir.

"Vulnerable, sin seguridad privada abordo, sin protección" 

Al respecto, el presidente de la Asociación Española de Titulados Náuticos (Aetinape), José Manuel Muñiz, apunta la hipótesis de que quieran utilizar al barco como buque nodriza para nuevos secuestros o la posibilidad de que se dirijan a un puerto refugio, para, una vez allí, comenzar a negociar con las autoridades competentes.

Por su parte, los familiares del capitán y el contramaestre del Vega 5, naturales de Muros (A Coruña) y Pontevedra, prefieren no desvelar su identidad, tal y como señalan las mismas fuentes.

"Objetivo fácil"

A mayores, Muñiz opina que el secuestro del Vega 5 en aguas mozambiqueñas demuestra que los piratas somalíes "amplían su campo de actuación". También destaca que el buque pesquero, propiedad de una empresa de Mozambique pero que opera una sociedad mixta en la que participa la compañía Pescanova, se trata de "un objetivo vulnerable, sin seguridad privada abordo, sin protección". "Un objetivo fácil", apostilla.

Este dato, sumado al lugar en el que ocurrió el secuestro, frente a la costa mozambiqueña, demuestra, a su juicio, que "ningún marino está a salvo de ser víctima de estos piratas" y que el desarrollo de la Operación Atalanta provoca que "se vayan a aguas menos controladas" y a por objetivos "sin medidas de protección". Por todo ello, califica estos hechos como "una noticia muy preocupante para empezar 2011".