Archivo de Público
Lunes, 3 de Enero de 2011

Resonancia no puede predecir reparación del cartílago de rodilla

Reuters ·03/01/2011 - 15:43h

Por Amy Norton

Una imagen por resonancia magnética (IRM) permite diagnosticar un desgarro del disco de cartílago de la rodilla, pero un estudio demuestra que no predice de manera confiable qué desgarros se podrán reparar con cirugía.

Se estima que cada año se opera a más de 850.000 estadounidenses por lesiones de meniscos, que son los encargados de absorber los impactos en la articulación de las rodillas. Esa cirugía incluye la sutura del desgarro o la extirpación de la porción dañada del menisco.

Actualmente, los cirujanos no pueden adelantar qué desgarro podrán reparar hasta no estar dentro del quirófano. Saberlo antes sería útil para tanto para médicos como para pacientes, señaló el doctor Nicholas M. Bernthal, autor principal del estudio.

Cuando se extirpa el tejido dañado, "los pacientes se levantan y se van caminando a casa", dijo Bernthal, cirujano ortopédico de la University of California en Los Angeles.

Sentirán algo de dolor, pero son pocas las limitaciones de las actividades y la mayoría retoma las actividades físicas habituales en dos semanas.

Por otro lado, cuando se repara la lesión, la recuperación demora entre cuatro y seis semanas y suele incluir fisioterapia.

De modo que sería bueno, para Bernthal, poder decirles a los pacientes qué cirugía recibirán. "Es uno de los pocos casos en cirugía en que no podemos adelantarles a los pacientes qué esperar", dijo el autor.

La IRM se usa para diagnosticar los desgarros de meniscos con un 99 por ciento de precisión. Pero, al mismo tiempo, la información que brinda ese examen siempre se consideró un mal vaticinador de la reparación de los desgarros.

Mientras que las imágenes pueden mostrarles a los médicos la existencia de un desgarro de meniscos, no son tan buenas para los detalles, como dónde comienza y termina el desgarro o su complejidad.

El equipo de Bernthal le pidió a dos radiólogos experimentados que examinaran las IRM de 119 pacientes ya operados por un desgarro en los meniscos, ya sea para reparar la lesión o extirpar el tejido dañado.

Los radiólogos intentaron predecir si se podía reparar cada desgarro y, a menudo, se equivocaron. Un médico acertó el 63 por ciento de sus predicciones y el otro lo hizo apenas el 58 por ciento de las veces.

Cuando el equipo analizó el "puntaje" de reparación posible que los médicos le asignaron a cada paciente, halló que los radiólogos habían coincidido el 38 por ciento de las veces, según publica American Journal of Sports Medicine.

No todos los desgarros de meniscos se reparan con cirugía. Algunas personas se recuperan con medidas sencillas, como descanso, hielo y analgésicos de venta libre.

FUENTE: American Journal of Sports Medicine, online 20 de diciembre del 2010