Archivo de Público
Lunes, 3 de Enero de 2011

Gran Bretaña devela plan alimentación sana apoyado por industria

Reuters ·03/01/2011 - 13:15h

El Gobierno británico develó el domingo un plan de 250 millones de libras (390 millones de dólares), financiado por la industria, para promover una buena alimentación, bajo el que millones de personas recibirán vales con ofertas de descuentos en comida sana.

La coalición de Gobierno está promoviendo el plan como parte de su programa "Change4Life", que apunta a combatir la alta tasa de obesidad británica alentando a la gente a comer alimentos más saludables y a hacer más ejercicio.

Algunos expertos han acusado a los productores de alimentos de usar el plan para mejorar su imagen.

Millones de personas en Inglaterra recibirán vales por 50 libras esterlinas ofreciendo descuentos en alimentos como yogur bajo en grasa, arroz integral, vegetales congelados, frutas y cerveza sin alcohol.

El semanario News of the World, de propiedad del magnate Rupert Murdoch, distribuirá tres millones de cuponeras; Asda, la división británica de la minorista estadounidense Wal-Mart, entregará un millón; y grupos comunitarios otro millón.

Los vales ofrecen descuentos en productos de compañías de alimentos, como Kellogg, Unilever, Nestle, Mars, la panadera Warburtons y alimentos congelados Bird's Eye, como también algunos artículos de la propia marca de Asda y zapatillas y ropa deportiva de la minorista JJB Sports.

El secretario de Salud, Andrew Lansley, dijo que el plan era un "gran ejemplo de cómo el Gobierno, los medios, la industria y los minoristas pueden trabajar juntos para ayudar a las familias a ser saludables".

Pero Tim Lang, profesor de política alimentaria de la London's City University, cuestionó las motivaciones de las compañías de alimentos.

"¿Es una estrategia de salud pública? No, es una estrategia corporativa de protección de marca", dijo a la cadena de televisión BBC.

Tam Fry, miembro del directorio del Foro Nacional de Obesidad, formado por doctores para poner en relieve las consecuencias en la salud de la obesidad, señaló que el programa era un paso en la dirección correcta, aunque era muy de corto plazo para cambiar la mentalidad de la gente respecto a la alimentación.

La campaña "Change4Life" fue lanzada originalmente en el 2009 por el Gobierno laborista previo, que dijo que si el plan no lograba reducir la obesidad dentro de tres años podría buscar regular la industria alimentaria.

(1 dólar=0,6409 libras esterlinas)