Archivo de Público
Domingo, 2 de Enero de 2011

Los dos grandes partidos, cómodos con el rey Juan Carlos

PSOE y PP defienden la "utilidad" y "eficacia" de la Monarquía

JUANMA ROMERO ·02/01/2011 - 08:00h

JUAN NAVARRO - Día del Guerrillero Antifranquista (el maquis), en Santa Cruz de Moya (Cuenca), el pasado 3 de octubre de 2010.

El paso del tiempo, de más de 30 años de democracia, apenas ha abierto fisuras. Los dos grandes partidos, PSOE y PP, mantienen su respaldo sólido a la Monarquía, una institución que consideran "útil" y "eficaz". Los dos creen que no existe una demanda social suficiente que fuerce a replantear la forma política del Estado. Los dos rechazan que sea una cuestión de coste electoral. Los dos estiman que la Corona se ha legitimado en su ejercicio. Los dos discrepan, eso sí, en la lectura de las otras dos experiencias republicanas. Su interpretación diverge de la esgrimida por la izquierda minoritaria, defensora de un cambio que liquide una institución "obsoleta", "prescindible" y un puro "disparate", según la definen, por ejemplo, Marga Ferré, secretaria de Programas de IU, y Guillerme Vázquez, portavoz nacional del BNG.

"Hace años un grupo de jóvenes preguntamos a Ramón Rubial, presidente del partido y conocidísimo republicano, por la diferencia Monarquía-República. Durante más de media hora, disertó sobre la eficacia de la Corona". Óscar López Águeda, líder del PSOE en Castilla y León y diputado en el Congreso, recuerda la anécdota para ilustrar cómo su partido, pese a su histórica tradición republicana, se siente "plenamente identificado con España y con la Constitución". "Los españoles hemos tenido distintos modelos, y se puede decir que ningún tiempo pasado fue mejor. Esta Carta Magna sigue recoge los valores republicanos y con este rey hemos tenido los 30 años de mayor estabilidad y prosperidad de nuestra historia".

"Ningún tiempo pasado fue mejor", aduce el socialista Óscar López

"No tiene sentido preguntarse si es posible una nueva república". Jorge Fernández Díaz, diputado por Barcelona del PP y vicepresidente tercero del Congreso, subraya ese "consenso mayoritario" en torno al rey y en cómo este "sirve al bien común". "La Monarquía aceptó la Constitución, con el referéndum de 1978 se aceptó la Monarquía y esta sufre un referéndum diario: don Juan Carlos lleva expuesto 35 años de continuo y sin desgaste", añade.

"La guerra nos cortó las alas"

La historia no se puede borrar. Y marca a fuego la concepción que PSOE y PP han pintado de la República. "Cada país tiene su historia. En la nuestra las dos Repúblicas fracasaron. Prefiero una monarquía democrática a una república bananera, autoritaria. En la práctica no se sostiene que una república sea mejor", resume el dirigente conservador.

Los conservadores creen que conocer sus cuentas no "dañaría" al rey

López admite también que en España república e izquierda son términos conexos. "Suenan a rojo peligroso y quema-iglesias", dice, aludiendo al imaginario creado por el franquismo y validado por la derecha. "Entre 1931 y 1936, España fue por primera vez delante del resto de países, era un referente, pero la guerra nos cortó las alas, mató aquella experiencia que podía haber sido buena, aunque quizá los políticos fueron demasiado por delante de una sociedad rural y analfabeta", reflexiona. El diputado agrega que, sólo "sobre el papel", la república puede ser "el mejor modelo".

Para la izquierda minoritaria, la Corona es "obsoleta" y un "disparate"

 

Ni siquiera la corriente más progresista del PSOE, Izquierda Socialista (IS), ni sus Juventudes (JSE) que en sus estatutos aún se definen como "republicanas", aprecian una necesidad de cambio. "El PSOE no debería meterse en ese debate. Sería como poner el carro delante de los bueyes en plena crisis económica. Sí deberíamos rescatar los valores republicanos, como la idea de progreso social", esgrime Juan Antonio Barrio de Penagos, diputado en el Congreso y portavoz de IS, que anima a superar la "cierta opacidad" con las cuentas de la Casa Real.

López, más cauto, se dice partidario de la "transparencia", pero arguye que el presupuesto de la Corona "está claro y detallado". "Que se conociera el desglose no dañaría a la Monarquía remacha Fernández Díaz, pero no es relevante. Es una de las más baratas del mundo y apenas cuesta al Estado".

Las JSE "han reafirmado" siempre su lucha por un "Estado republicano", aunque se sienten a gusto "con la Constitución". Lo explica Carlos Moya, su vicesecretario general. No ve una "demanda real" ni en los jóvenes, por mucho que sean "inconformistas" y no firmen "cheques en blanco ni a los partidos ni a la Corona".

PSOE y PP niegan proteger a Juan Carlos I. Ni creen que la Casa Real sea tabú para los medios. Y el rey, coinciden, "está al margen de la bronca". "Hace política, no partidismo", precisa López. A la vista está. El pacto sobre la Monarquía es firme. Ni camina hacia la ruptura.

LAS VOCES DE LAS FORMACIONES REPUBLICANAS

IU y PCE: "Queremos otro impulso modernizador"

"Este país es más republicano de lo que parece. En un debate en igualdad de condiciones, sin el blindaje de los medios al rey, gana la república", señala Marga Ferré, dirigente de IU y del PCE, las fuerzas que más inciden en la república como "proceso modernizador" para que "la riqueza y el poder se compartan más justamente". 

Izquierda Republicana: hay caldo de cultivo

Actualmente, hay dos bandos enfrentados en Izquierda Republicana en los tribunales: uno, liderado por Javier Casado Arboniés, partidario de la convergencia con IU y heredero de la tradición de Isabelo Herreros, y otro, abanderado por Ángel Verdura, que defiende la autonomía del proyecto de IR. Pues bien, Casado Arboniés, que coordina el sector oficial, cree que el peso del republicanismo es mayor del que dicen las encuestas. Además, la ley electoral "del tocomocho" y la "protección a la Casa Real" por los medios impide que el debate se abra y se sepa "qué ha hecho el rey". Casado apuesta por un fortalecimiento de la izquierda a partir de la refundación de IU.

ERC: Republicanismo no es antimonarquismo

ERC también constata que la Monarquía se ha salvado del "desprestigio de los políticos" porque no ha tenido "grandes errores". Por ello, razona el senador Carles Bonet, los partidos republicanos no deben esperar un patinazo del rey, sino "afinar en su propuesta de Estado republicano, no antimonárquico ni antiborbónico".

No es una prioridad para ICV y BNG

"Queremos rescatar los valores republicanos, pero la lucha por la república no es prioritaria", dice Jordi Guillot, vicepresidente de ICV, harto del "papanatismo monárquico". Ni es urgente para el BNG. Su líder, Guillerme Vázquez, pide no confundir "deseo y realidad": lo que hay es un giro "recentralizador".