Archivo de Público
Sábado, 1 de Enero de 2011

El mafioso italiano detenido en Tenerife estaba condenado por triple homicidio

EFE ·01/01/2011 - 15:00h

EFE - Imagen de un coche de la Policía Nacional. EFE/Archivo

El mafioso italiano detenido en Tenerife (España) es uno de los autores de un triple homicidio cometido en 2006 en Brescia, ciudad de la norteña región de Lombardia, por lo que fue condenado a cadena perpetua, según informaron hoy medios italianos.

Se trata de Salvatore Marino, de 50 años de edad, sobrino del jefe de la mafia de Paceco, en Trapani (Sicilia), Girolamo Marino, conocido como "Mommo" o "Nanu".

El mafioso fue localizado por una agente penitenciaria italiana que se encontraba de vacaciones en la isla canaria y lo reconoció de inmediato, tras lo que alertó a la policía de Italia, que efectuó la detención con ayuda de agentes españoles y la Interpol.

Salvatore Marino es uno de los dos responsables del triple homicidio de Angelo Cottarelli, de su esposa Marzenna Topor y del hijo de ambos Luca, que fueron asesinados en su casa en Brescia en agosto de 2006.

Los cuerpos presentaban heridas de bala, aunque también fueron degollados con un cuchillo.

La masacre la perpetró Salvatore Marino junto a su primo, Vito Marino, de 44 años, hijo del jefe mafioso y dedicado al mundo vitivinícola, quien todavía se encuentra en paradero desconocido.

Ambos primos fueron condenados a cadena perpetua por el Tribunal de Justicia de Apelación de Brescia.

Según la reconstrucción de los investigadores, la masacre se perpetró por un "desafío" ya que Vito Marino habría pretendido que Cottarelli le restituyese ingentes cantidades de dinero fruto de la contribuciones ilegales percibidas en el sector vitivinícola.

Se traba de una estafa de millones de euros a los fondos de la Unión Europea.

La detención en Tenerife se llevó a cabo a través de un exhorto o carta rogatoria autorizada por la Fiscalía General de Brescia, que había emitido una orden de detención tras la condena a cadena perpetua dictada por el Tribunal de Apelaciones el 7 de junio del año pasado.