Archivo de Público
Jueves, 30 de Diciembre de 2010

Terapia con meditación y yoga no ayudaría contra la fibromialgia

Reuters ·30/12/2010 - 18:09h

Por Amy Norton

Un programa para calmar el estrés con meditación y yoga no ayudaría demasiado a las personas con fibromialgia, publica la revista Pain.

El estudio analizó los efectos de la terapia denominada "mindfulness" para reducir el estrés, una técnica desarrollada en 1979 por un equipo de la University of Massachusetts que combina meditación con posturas de yoga.

La técnica se utiliza en el mundo como un programa de ocho semanas para mejorar el estrés general o enfermedades, incluido el dolor crónico.

El equipo de Stefan Schmidt, del Centro Médico de la Universidad de Freiburg, en Alemania, puso a prueba los efectos del programa en 177 mujeres con fibromialgia.

Las pacientes tratadas con el programa de mindfulness no mostraron una mejoría de la calidad de vida asociada con la salud superior al grupo en lista de espera para recibir tratamiento.

"Me sorprendió que no funcionara mejor", dijo el doctor Alex Zautra, profesor de psicología de la Arizona State University, en Tempe. Zautra, que no participó del estudio, dijo que habría esperado mejores resultados porque las personas con fibromialgia serían buenas candidatas para la terapia mente-cuerpo.

La fibromialgia es un síndrome de dolor generalizado con fatiga, colon irritable y problemas de sueño, entre otros síntomas. Se estima que afecta a unos 5 millones de adultos de Estados Unidos, principalmente mujeres de mediana edad.

Se desconoce su causa. Los tratamientos habituales incluyen analgésicos, antidepresivos, terapia cognitiva conductual y terapia física. Pero en muchos pacientes los síntomas persisten a pesar del tratamiento.

Los autores sospechan que eso se debería a que los tratamientos no resuelven el papel del estrés psicológico y las emociones en la activación del dolor.

Estudios habían hallado que las personas con fibromialgia sufren más experiencias estresantes, como abuso infantil o problemas matrimoniales.

Y existen pruebas de que no están tan conscientes de sus emociones y tienen más problemas para apegarse a los sentimientos positivos que las personas sin fibromialgia.

El objetivo de la práctica de mindfulness, dijo Zautra, es que las personas tomen más noción de cómo se sienten emocional y físicamente. Luego, pueden comenzar a conocer cómo sus emociones afectan su percepción de los síntomas físicos.

Pero, quizás, el problema es que "tomar consciencia solamente no es suficiente para los pacientes con fibromialgia". Necesitarían ayuda extra para aprender a manejar las emociones que surgen cuando meditan o practican yoga mindfulness.

FUENTE: Pain, online 13 de diciembre del 2010