Archivo de Público
Jueves, 30 de Diciembre de 2010

Más señales de que el control del cáncer pulmonar salvaría vidas

Reuters ·30/12/2010 - 18:03h

Por Alison McCook

Surgen más indicios de que el control preventivo del cáncer pulmonar beneficiaría a los grandes fumadores, al detectar tumores en los estadios más tempranos.

Un nuevo estudio revela que cuando a los fumadores se les realiza una radiografía tridimensional para detectar tumores precozmente, disminuye significativamente el riesgo de morir en 10 años.

Esto coincide con los resultados de un estudio más grande publicado el mes pasado y que demostró que esas radiografías 3-D, o tomografías computadas (TC), bajaron un 20 por ciento la mortalidad en 53.000 grandes fumadores y ex fumadores.

Esta fue "una muy buena noticia", dijo el doctor Bruce Johnson, del Instituto del Cáncer Dana Farber, experto en el tratamiento del cáncer pulmonar y que revisó los resultados del estudio para Reuters Health.

La nueva investigación, publicada en la revista Lung Cancer, analizó la mortalidad en otra cohorte, más pequeña, de grandes fumadores y estimó que aquellos a los que se les habían realizado hasta dos TC tendrían entre un 36 y un 64 por ciento menos riesgo de morir que a los que no se les habían realizado esos controles.

Los datos "coinciden" con estudios previos, pero Johnson dijo que aún quedan muchos problemas por resolver sobre el control preventivo o "screening" del cáncer pulmonar.

Por un lado, los científicos no acordaron con qué frecuencia realizar los controles y cuándo comenzar.

Se desconoce cómo elaborar las guías para el screening del cáncer pulmonar, pero, hasta ese momento, las compañías aseguradoras, incluidos los programas oficiales como Medicare, no cubrirán los 300 dólares de cada control por imágenes.

Un estudio publicado en abril demostró que el 21 por ciento de la primera TC muestra lesiones sospechosas que no se convierten en cáncer, pero eso lleva a procedimientos de seguimiento y radiación innecesarios, además del estrés y la ansiedad de los pacientes y sus familias.

La elevada tasa de "falsos positivos" es un problema, apuntó el doctor James Hanley, de la McGill University, que revisó los resultados para Reuters Health.

Muchas mamografías también detectan lesiones benignas. Y en el caso del cáncer pulmonar, los médicos saben que existe una alta tasa de falsos positivos y cuentan con un protocolo para determinar qué lesiones son peligrosas, agregó Johnson.

El cáncer de pulmón causa la muerte de 1,2 millones de personas por año en el mundo y, sólo este año, provocará 157.000 decesos en Estados Unidos, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

El consumo de tabaco causa un 85 por ciento de los casos de cáncer de pulmón en Estados Unidos y se estima que el riesgo de que un fumador desarrolle la enfermedad es de entre el 12 y el 17 por ciento. La supervivencia a cinco años es baja.

En los últimos años, algunos hospitales y ONG promovieron especialmente la TC para el screening del cáncer pulmonar, aunque los estudios aún no demostraron si ese control salva vidas.

La literatura sugiere que la TC de la población con riesgo de desarrollar cáncer pulmonar haría una diferencia en la mortalidad por cáncer y es posible que el screening más frecuente aumente esa diferencia, dijo Hanley. "Si el screening funciona, habría que usarlo", concluyó.

FUENTE: Lung Cancer, online 17 de diciembre del 2010