Archivo de Público
Miércoles, 29 de Diciembre de 2010

El ejercicio ayuda a controlar el aumento de peso en el embarazo

Reuters ·29/12/2010 - 13:27h

Por Alison McCook

Hacer ejercicio durante el embarazo ayuda a las mujeres a engordar menos, según una revisión de 12 estudios recientes.

Un equipo de Múnich, en Alemania, halló que las embarazadas que hacían ejercicio engordaban 0,60 kg menos que el resto.

Probablemente, eso no sea una gran incentivo para las mujeres que están pensando en hacer ejercicio durante el embarazo, pero hay otros motivos para hacerlo, sostuvo el doctor Michael Kramer, de la McGill University en Montreal, que revisó los resultados para Reuters Health.

El ejercicio mejora el ánimo y la sensibilidad a la insulina, y no tendría efectos adversos durante el embarazo, detalló Kramer, director científico del Instituto de Desarrollo Humano y Salud Infantil y Juvenil, parte de los Institutos Canadienses de Investigación en Salud.

Además, el ejercicio ayuda a las mujeres a mantener su aptitud física previa al embarazo.

"Las mujeres que hacían actividad física pueden seguir haciéndola y las que no lo hacían, pueden empezar. Pero no deberían esperar grandes resultados para ellas o sus bebés", dijo Kramer.

Las embarazadas que engordan demasiado tienen riesgo de sufrir varias enfermedades, incluida la diabetes, la hipertensión y las complicaciones en el trabajo de parto.

Un estudio reciente halló también que suelen tener bebés más pesados, que, a la vez, son más propensos a ser adultos obesos. Y son más propensos a desarrollar cáncer, alergias y asma.

El equipo de Ina Streuling, de la Universidad Ludwig-Maximilians de Múnich, revisó 12 estudios sobre los efectos de una intervención física con embarazadas. En total, los estudios compararon los resultados obtenidos en más de 1.000 mujeres.

Al azar, algunas habían participado de programas de actividad física tres veces por semana, hasta una hora de aeróbicos, trote, bicicleta y ejercicios de fuerza muscular, a partir del primer o segundo trimestre.

Todos los estudios no demostraron que el ejercicio estaba asociado con un menor aumento del peso en el embarazo, pero, en general, los datos tuvieron esa tendencia, señaló Kramer.

Y algunas mujeres adelgazaron más de 0,60 kg, indicó Streuling a Reuters Health, en especial las que tenían sobrepeso u obesidad antes de quedar embarazadas. Los resultados aparecen en la revista BJOG.

Streuling explicó que lo importante no es sólo hacer ejercicio, sino también cuánto se come. "Si una persona hace mucho ejercicio, tendrá hambre. Entonces, a menos que reduzca las porciones, no adelgazará", indicó.

Aunque el ejercicio suele ser seguro durante el embarazo, Kramer recomendó evitar los deportes extremos, de contacto y el ejercicio intenso, como las maratones.

FUENTE: BJOG, online 7 de diciembre del 2010