Archivo de Público
Martes, 28 de Diciembre de 2010

Baja dosis de ribavirina, útil contra hepatitis C y talasemia

Reuters ·28/12/2010 - 15:09h

Bajas dosis de ribavirina pueden agregarse de manera segura y beneficiosa al peginterferon en los adultos infectados con el virus de la hepatitis C (VHC) que padecen talasemia mayor, informaron investigadores iraníes.

El tratamiento combinado con los dos medicamentos es habitual en quienes están infectados con VHC, pero no en los pacientes con talasemia mayor, dado que la terapia con ribavirina los pone en riesgo de anemia grave.

Las personas con talasemia mayor no pueden producir la cantidad necesaria de hemoglobina en su sangre, lo que les produce anemia severa.

En un artículo publicado el 9 de diciembre en Journal of Hepatology, el doctor Seyed-Moayed Alavian y colegas evaluaron la eficacia y seguridad del tratamiento de estos pacientes con ribavirina, pero con una dosis reducida.

El equipo reclutó a 280 pacientes, todos con niveles cuantificables de VHC en el ARN y cuyas biopsias hepáticas revelaron la presencia de infección crónica con el virus de la hepatitis C.

Los pacientes recibieron peginterferon alfa-2a subcutáneo semanalmente, solo o en combinación con 600 a 800 mg de ribavirina diarios. La opción terapéutica quedó en manos de los pacientes.

Los autores consideraron que dado que la ribavirina no está aprobada para los pacientes con hemoglobinopatías, un ensayo azaroso y ciego hubiera sido antiético.

La ribavirina se ajustó según los niveles de hemoglobina. Todos los participantes del grupo de monoterapia recibieron 48 semanas de tratamiento. La terapia combinada duró 48 semanas si los pacientes tenían infección del genotipo 1 o mixta, o 24 semanas si se trataba de virus del genotipo 2 o 3.

A las 24 semanas de terminado el tratamiento, la tasa de respuesta virológica sostenida fue significativamente mayor en el grupo de terapia combinada que en los pacientes tratados con un solo fármaco (un 51 frente a un 38 por ciento).

Las discontinuidades en el tratamiento debido a preocupaciones de seguridad fueron comparables entre ambos grupos (un 6,5 y un 8 por ciento).

Análisis posteriores mostraron que el uso de ribavirina aumentó las posibilidades de respuesta virológica sostenida.

El enfoque combinado fue menos exitoso que la monoterapia en 30 pacientes de 11 a 18 años. En ese grupo etario, las tasas de respuesta sostenida fueron del 64 por ciento con la terapia dual y del 75 por ciento en la monoterapia con peginterferon.

Los más proclives a responder a la terapia dual fueron los pacientes mayores de 24 años, aquellos con una falla terapéutica previa, los que padecían fibrosis hepática o VHC de genotipo 1, entre otros, indicó el equipo.

"Recomendamos fuertemente la terapia combinada en los pacientes con talasemia y las características clínicas mencionadas anteriormente", concluyeron los investigadores. "No obstante, la ribavirina no sería beneficiosa en los pacientes con talasemia menores de 18 años", agregaron.

FUENTE: Journal of Hepatology, 2010