Archivo de Público
Lunes, 27 de Diciembre de 2010

Propósitos de "fitness" de Año Nuevo para acentuar lo positivo

Reuters ·27/12/2010 - 14:42h

Por Dorene Internicola

Ya sea por esa nueva máquina de ejercicios que le han dejado en el árbol de Navidad, por la matrícula del gimnasio o los kilos que ha obtenido durante las vacaciones, está determinado a ponerse en forma en el 2011.

Buena suerte.

Los expertos saben que tan cierto como que Jano, el dios romano que simboliza las resoluciones de Año Nuevo, tiene dos caras, la mayoría de las promesas que se hacen en enero se disolverán en marzo.

"Los propósitos fracasan porque son poco realistas", dijo la doctora Belisa Vranich, psicóloga clínica en Nueva York.

Los que hacen propósitos se desaniman, dijo Vranich, porque "no se han preparado para el fracaso, no están realmente motivados para el cambio y les falta un sistema de apoyo".

Kristin McGee, una instructora de yoga y pilates en Nueva York, les dice a sus clientes que la diferencia entre el éxito y el fracaso está en la mente, así que conózcase a sí mismo.

"Antes de empezar una clase de spinning a las 5 de la mañana pregúntese a sí mismo honestamente si le gusta levantarse tan temprano, y si le gusta el spinning", dijo McGee. "Si la respuesta es no, no lo haga", agregó.

El "fitness", explica, no es una talla única que sienta bien a todos.

"Algunas personas hacen ejercicio en casa; otros son geniales en el gimnasio. A algunos les gustan las dinámicas de grupo, a algunos personalizadas. No se desanime si tarda un tiempo en encontrar lo que más le gusta", agregó.

Andrea Metcalf, autora de "Naked Fitness", piensa que un sistema de apoyo, ya sea de carne y hueso o virtual, es crucial para la victoria.

"La gente exitosa tiene apoyo", dijo Metcalf, creadora de la serie de DVD "Keeping Fit". "Las estadísticas muestran que una de cada 10 personas puede perder peso por sí misma, pero el apoyo del grupo incrementa la tasa de éxito a siete de cada 10", agregó.

Por lo tanto, empiece despacio y contrate a un entrenador personal para ayudar, sugiere Metcalf, después "registre, envíe por email, tweet o Facebook su progreso".

Aseguró que la gente se desanima si los resultados no ocurren inmediatamente.

"No creen en ellos mismos. Necesitan mirarse en el espejo y ver las cosas buenas", sostuvo.

Ya que tantas buenas intenciones se basan en grandes expectativas, la nutricionista y experta en "fitness" Joy Bauer anima a sus clientes a establecer lo que ella llama "mini objetivos manejables", como perder un kilo en una semana, o caminar 30 minutos al día.

"Recomiendo especialmente que la gente se ponga objetivos a corto plazo para ayudarles a seguir por el buen camino y construir una sensación de logro, en lugar de establecer objetivos poco realistas, como perder 10 kilos en dos semanas", dijo Bauer.

La entrenadora de Hollywood Erin O'Brien dice que hay que comenzar con dieta o con ejercicio, pero que no se deben intentar ambas cosas a la vez.

"Después de algunas semanas, comience a modificar sus esfuerzos añadiendo una dieta sana y ejercicio", indicó.

"Dése a sí mismo al menos dos semanas para hacer un ejercicio particular, después cambie a otro tipo de ejercicio distinto", aconsejó O'Brien.