Miércoles, 9 de Enero de 2008

Humillar para fardar después

Dos grupos de jóvenes graban sus agresiones a un disminuído psíquico y a una mujer

PÚBLICO.ES ·09/01/2008 - 21:06h

La mujer agredida muestra el lugar de la paliza a las puertas de su casa. EFE.

El uso de los teléfonos móviles para grabar agresiones y jóvenes como presuntos autores. Estos son los elementos comunes de dos sucesos registrados en dos escenarios diferentes: Portugalete (Vizcaya) y Medina del Campo (Valladolid). En el primer caso, cinco jóvenes de 18 a 22 años, han sido detenidos en los últimos quince días por rapar la cabeza y las cejas a un disminuido psíquico. Otros dos han sido imputados por grabarlo con el móvil para difundirlo por Internet. En el segundo, una mujer fue apaleada el lunes por un grupo de menores que -según la víctima- grabaron la paliza con el móvil. Ayer identificó a cuatro de ellos.

Contra la integridad física

Los inculpados en Portugalete están acusados de un delito contra la integridad de las personas. Todo ocurrió el 14 de noviembre en una lonja que comparten en alquiler varios jóvenes. La víctima estaba allí cuando, al parecer, uno de ellos convenció al resto para raparle la cabeza y las cejas con unas tijeras y maquinillas de afeitar. Para lograrlo, varios retuvieron al agredido golpeándole las manos con el palo de una escoba. Ante su resistencia, le provocaron cortes en el cuero cabelludo y contusiones.

Después, continuaron vejándole y le amenazaron con pegarle si lo denunciaba. Otras dos personas, que estaban en la lonja pero no participaron activamente, grabaron la agresión con sus móviles. Según informó el departamento vasco de Interior, los vídeos fueron difundidos por Internet. La Federación Vasca de Asociaciones en favor de las personas con discapacidad intelectual mostró su "tristeza" por estos actos en los que "todo vale con tal de reirse de los más débiles". Abogó por transmitir a la sociedad valores de "máximo" respeto a estas personas pero también por enarbolar "la bandera de la diferencia".

En Valladolid, la violencia se cebó con una vecina de Medina del Campo, P. F. H., de 43 años, que recibió la desagradable visita de un grupo de 20 jóvenes de la localidad. El lunes, a última hora de la tarde, la mujer escuchó golpes en la puerta de su casa. Salió y recriminó a los chicos su actitud. Más tarde, y después de que continuaran las pedradas contra su vivienda, volvió a salir y los jóvenes comenzaron a insultarla y a pegarla.

A primera hora de la noche del lunes, la mujer presentó la denuncia ante la comisaría de la Policía. Según fuentes de la investigación, algunos de los agresores están identificados, "ya que son del municipio", aunque falta por concretar "quién o quiénes fueron los autores" de la paliza. P.F.H. fue asistida en un centro sanitario. Tenía un dedo roto en la mano izquierda, politraumatismos y arañazos.

La mujer ha relatado que su agresión fue grabada en un teléfono móvil y teme encontrarse las imágenes en Internet. Las mismas fuentes apuntan que este extremo se está investigando, informa Justino Sanchón.

Vídeos sin filtro en YouTube

Cada minuto que pasa se cuelgan ocho horas de vídeos en YouTube, el mayor portal de intercambio de imágenes en la Red. Esta es una de las razones por las que esta web no filtra previamente los vídeos que reproduce. Otro motivo es que la mayoría de los contenidos son correctos y que YouTube no se considera un moderador, sino simplemente un escaparate que alberga lo que los internautas deciden colgar.

Para eliminar vídeos de agresiones como el de Portugalete es necesario que el protagonista pinche la opción de ‘Marcar' ubicada bajo la imagen para ponerse en contacto con la web y explicar su caso. Si el afectado es un menor o una persona con una deficiencia psíquica, su tutor legal podrá reclamar en su nombre.

YouTube se compromete a eliminar "inmediatamente" ese vídeo si vulnera sus normas y si el denunciante está claramente identificado en las imágenes. Si no es así aconseja "buscar asesoramento legal". 

"Juzgados especiales, ya" 

Víctor Domingo
Asociación de Internautas  

¿Qué aconsejan para evitar estos casos?

Lo primero es educar a los jóvenes para que no agredan a la gente, que lo suban a Internet es secundario. De todas formas, si cuelgan una imagen sin nuestro permiso debemos pedir al proveedor del servicio que la retire. Si no lo hace, debemos presentar una denuncia ante el juez.

¿Cómo cree que actúan estas web?

Ellos no son los responsables, pero a veces echan balones fuera. Deberían retirar estas imágenes, pero el problema real es lo lenta que es la Justicia. Necesitamos ya juzgados especializados en conflictos on line que no pueden esperar. Y que quien cuelgue algo así no se vaya de rositas.

¿Por qué se repiten estas agresiones?

Los jóvenes usan estos medios para dar publicidad a estas aberraciones.