Miércoles, 9 de Enero de 2008

EE.UU. le impone sanciones a un general iraní, a tres iraquíes y a la cadena de TV Al Zawra

EFE ·09/01/2008 - 13:39h

EFE - Foto cedida, y fechada el 25 de enero de 2006, del buque norteamericano "USS Port Royal" realizando ejercicios.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. impuso hoy sanciones al general Ahmed Foruzandeh, de la fuerza de elite Qods de la Guardia Revolucionaria iraní, así como a la estación televisiva Al Zawra, radicada en Siria, y a tres iraquíes que viven en el exilio en Siria e Irán por fomentar la violencia.

En un comunicado difundido hoy, el Departamento del Tesoro indicó que el citado general "dirige operaciones terroristas" contra fuerzas estadounidenses en Irak y orquestó el asesinato de varias destacadas figuras iraquíes.

Estas sanciones llegan dos días después del incidente registrado el pasado domingo entre lanchas iraníes y tres barcos de la Marina estadounidense en el Estrecho de Ormuz.

Lanchas de la Guardia Revolucionaria de Irán hostigaron y provocaron a los navíos estadounidenses, que estuvieron a punto de responder con armas justo en el momento en que los barcos iraníes se retiraron, según informó el lunes el Pentágono.

El Departamento del Tesoro identificó a los tres iraquíes como Mishan al-Jaburi, Ismail Hafiz al Lami y Abu Mustafa al Sheibani.

En su comunicado, la citada agencia del Gobierno estadounidense subraya que los individuos y la entidad nombradas "llevan a cabo, dirigen, apoyan o representan un riesgo significativo de cometer actos de violencia contra ciudadanos iraquíes, funcionarios del Gobierno iraquí y fuerzas de la coalición".

"Irán y Siria fomentan la violencia y la destrucción en Irak. Irán entrena, financia y suministra armas a grupos extremistas violento chiíes, mientras que Siria alberga a insurgentes y financiadores suníes", señala en la nota Stuart Levey, secretario adjunto del Tesoro de EE.UU. para la Lucha contra el Terrorismo.

A su vez, apunta que las acciones emprendidas hoy "sacan a la luz las acciones letales de estos individuos". "Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que nos apoye para aislarles de la economía global".

El Departamento apunta también que apoyando, dirigiendo y perpetrando ataques violentos en Irak, "estos extremistas amenazan la paz y la estabilidad y socavan los esfuerzos para promocionar la reconstrucción económica".