Miércoles, 9 de Enero de 2008

Francia propone la detención de por vida

Criticas a la ley que permite retener a criminales psicópata.

ANDRÉS PÉREZ ·09/01/2008 - 21:01h

La ministra de Justicia, Rachida Dati, ha recibido críticas de psiquiatras y jueces. AFP

La Asamblea Nacional francesa aprobará hoy con toda probabilidad un proyecto de ley sobre “la retención de seguridad y la declaración de irresponsabilidad penal a causa de problemas mentales” que ha suscitado una enorme polémica.

Y la causa no es nimia: el texto crea la figura del presunto culpable de por vida, que podrá ser encerrado al término de una condena o al infringir obligaciones relacionadas con su puesta en libertad.

Con el noble propósito de hacer frente a los crímenes sexuales, actos de barbarie y asesinatos psicopáticos, la ministra de Justicia, Rachida Dati, propone la creación de “centros socio-médico-judiciales”, una especie de “hospital prisión” donde podrán ser encerradas personas sin necesidad de juicio previo.

Esos nuevos centros servirán para mantener detrás de la rejas a aquellos responsables de crímenes graves que, tras haber cumplido sus respectivas condenas, sigan siendo considerados peligrosos. Otra categoría de internados serán las personas que, tras su puesta en libertad bajo medidas de control –como el brazalete electrónico– hayan intentado escapar a ellas.

Comisión interprofesional

Para mantener ese internamiento, año tras año, bastará la reunión de una comisión de diferentes profesionales socio-médico-judiciales que determinará la “particular peligrosidad” del individuo concernido. Es decir que no hará falta que el individuo haya cometido un nuevo crimen, sino que se le encerrará, tras la cárcel, por lo que puede hacer y por lo que parece ser.

"No me molesta legislar dominada por la emoción. ¿Qué quiere? ¿que esperemos a nuevos crímenes?”, explicó la ministra de Justicia. “El dispositivo sólo será aplicable a los casos de crímenes más graves, ya que si fuera excesivamente amplio, podría ser censurado por el Consejo Constitucional”, puntualizó.

La ministra aludía así al origen de esta ley, que el presidente Nicolas Sarkozy primero exigió en 2005 después de un terrible crimen cometido por un pederasta. A finales de 2007 se retomó el proyecto tras el asesinato de una joven por un desequilibrado recién excarcelado.

Asociaciones de psiquiatras, sindicatos de jueces y organizaciones de derechos civiles han protestado. El jurista y ex ministro Robert Badinter denunció la “deriva” del estado de derecho.

Sarkozy ocultó una operación en contra de su promesa de transparencia

Nicolas Sarkozy engañó a los franceses sobre su propio estado de salud a finales de octubre, en contradicción flagrante con la promesa electoral de instaurar la “transparencia total” en la materia. Eso es lo que revela un libro de próxima publicación en Francia, cuyo contenido ha sido confirmado por el consejero del presidente, Henri Guaino.

Sarkozy fue hospitalizado brevemente en el hospital militar parisiense del Val de Grâce el 21 de octubre pasado para que le fuera extirpado un absceso benigno que se la había formado en la garganta.

En lugar de informar a los franceses mediante un boletín médico antes o después del diagnóstico o  de la intervención, como se había comprometido a hacer, el presidente mantuvo el problema en secreto.

Este episodio lo recuerda el libro ‘Cecilia, la cara oculta de una Primera Dama’, de Denis Demonpion y Laurent Léger de próxima publicación lo revela ahora. En marzo de 2007, en plena campaña electoral, Sarkozy había prometido romper con el secretismo que tradicionalmente rodeaba el estado de salud de sus predecesores Georges Pompidou, Valéry Giscard d’Estaing y François Mitterrand.

El 2 de septiembre de 2006, Sarkozy montó un órdago al no ser informado antes que  el resto del país del accidente cerebral sufrido por Jacques Chirac.