Archivo de Público
Viernes, 24 de Diciembre de 2010

¿Todos los anticonceptivos reducen el riesgo de cáncer ovárico?

Reuters ·24/12/2010 - 16:39h

Por Alison McCook

Las píldoras anticonceptivas reducen el riesgo de desarrollar cáncer de ovario, pero un nuevo estudio sugiere que esa protección se extendería a todo tipo de estrategia anticonceptiva, incluida la vasectomía.

Luego de comparar a un grupo de mujeres con y sin la enfermedad, los autores hallaron que las usuarias de cualquier método anticonceptivo (desde la píldora hasta el ligamento de trompas, el DIU, los diafragmas o la vasectomía masculina) tenían entre un 40 y un 65 por ciento menos riesgo de desarrollar cáncer de ovario.

Esta asociación no sorprende a los expertos, según la doctora Roberta Ness, de la Escuela de Salud Pública de la University of Texas. Pero sí su alcance al DIU, los métodos de barrera o la vasectomía de la pareja, admitió la autora.

Más de 21.000 mujeres de Estados Unidos desarrollaron cáncer de ovario en el 2010, y otras 14.000 murieron por esa causa. El 1,4 por ciento de las mujeres desarrollará la enfermedad en algún momento de su vida.

El equipo de Ness entrevistó a 869 mujeres que habían desarrollado cáncer de ovario y a 1.779 sin la enfermedad y les consultó sobre los métodos anticonceptivos que usaban.

Como era de esperar, las mujeres con las trompas ligadas o que habían tomado la píldora, ya sea para evitar un embarazo o cualquier otro motivo, eran menos propensas a haber desarrollado cáncer de ovario, publica Annals of Epidemiology.

Pero, sorpresivamente, lo mismo ocurrió con las usuarias del DIU. Las mujeres que desarrollaron el cáncer eran menos propensas a haberlo utilizado alguna vez. De hecho, sólo el 12 por ciento de las mujeres con cáncer había utilizado un DIU alguna vez, comparado con el 17 por ciento de las participantes sin cáncer.

Y las parejas del 14 por ciento del grupo con cáncer de ovarios se habían realizado una vasectomía, comparado con el 17 por ciento de las mujeres sin el cáncer.

Tras utilizar herramientas estadísticas para eliminar la influencia de factores que podían generar confusión, el equipo halló que confiar en la vasectomía o en el DIU reducía entre un 50 y un 60 por ciento el riesgo de que una mujer desarrollara cáncer de ovario.

¿Por qué? Es posible, sugirió Ness, que los espermatozoides potencien la inflamación dentro del cuerpo femenino y que, con el tiempo, esa inflamación eleve el riesgo de desarrollar la enfermedad. Todo método que reduzca la exposición de la mujer a los espermatozoides, opinó, podría protegerla de la inflamación.

Las píldoras anticonceptivas también influyen en la inflamación, lo que explica su efectividad. Reducen la cantidad de ovulaciones; cada ovulación causa inflamación.

Las mujeres que tuvieron hijos también tienen menor riesgo de desarrollar cáncer de ovario. Tras considerar la influencia del embarazo, el equipo observó un debilitamiento de la relación entre la vasectomía, el DIU y los métodos de barrera.

Esto, para Ness, no es una sorpresa porque al separar entre embarazos y antecedentes anticonceptivos reduce el tamaño de cada categoría. "Este resultado no contradice los hallazgos", dijo.

Pero Shelley Tworoger, de la Universidad de Harvard, que revisó los datos para Reuters Health, no coincidió: "No creo que la vasectomía esté asociada con una disminución del riesgo de desarrollar cáncer de ovario porque es un procedimiento que ocurre en el hombre".

Tworoger atribuyó esa diferencia, en cambio, a algunas diferencias en el estilo de vida de las parejas que optan por ese método masculino.

Y dado que a las mujeres se les pidió que recordaran el uso de anticonceptivos, agregó que es posible que no recuerden algún dato importante. Aunque es poco probable.

Ness destacó que durante todo el estudio se mantuvo la relación entre el cáncer de ovario y los anticonceptivos orales, lo que sugiere el beneficio de la píldora en el riesgo a futuro de este tumor "altamente" fatal.

"Este debería ser un tema de conversación con el médico cuando una mujer está decidiendo qué anticonceptivo utilizar", sostuvo Ness.

FUENTE: Annals of Epidemiology, online 15 de diciembre del 2010