Archivo de Público
Viernes, 24 de Diciembre de 2010

Reglas sobre derivaciones en unidades emergencia EEUU no sirven

Reuters ·24/12/2010 - 16:11h

Por Alison McCook

Los hospitales de Illinois a menudo no cumplen con el objetivo estatal de derivar a los pacientes gravemente lesionados a una instalación más adecuada dentro de las dos horas, aunque esto no agravaría el sufrimiento. Esto sugiere que "las reglas de las 2 horas" no serían necesarias para otras unidades de emergencias en el país norteamericano.

Al revisar miles de casos de pacientes con lesiones graves transferidos de un hospital a otro con mejores recursos, un equipo halló que la mayoría de esos traslados ocurrieron más de dos horas después de que el paciente hubiera llegado al hospital.

Pero los pacientes con las peores lesiones sí habían sido transferidos dentro de las dos horas y los que debieron esperar no fueron más propensos a morir por ese motivo, publica Archives of Surgery.

"Se están atendiendo los casos adecuados en los sitios indicados en el tiempo correcto, con o sin regla que lo indique", dijo el doctor Thomas J. Esposito, del Centro Médico de la Loyola University.

Esposito recomendó que los hospitales descarten la regla de las dos horas porque los puede hacer excederse en el triage al enviar a demasiados pacientes a los hospitales con más recursos y esto haría colapsar esos centros. "Es probable que debamos eliminar la regla", dijo Esposito.

El doctor David Harrington, de la Escuela de Medicina Warren Alpert, de la Brown University, que revisó los resultados para Reuters Health, coincidió: "Una regla tan firme en tan poco tiempo no beneficia a nadie".

El equipo de Esposito revisó los registros de traumatismos para el estado de Illinois entre 1999 y el 2003. Se analizó la transferencia entre hospitales de 22.447 personas con lesiones graves; en el 50-60 por ciento de los casos anuales se tuvo en cuenta el tiempo de transferencia.

El 10 por ciento de los pacientes con traumatismos fue transferido.

Los hospitales debían transferir dentro de las dos horas a todos los pacientes que lo necesitasen a centros con especialistas y otros servicios más adecuados, pero eso sólo ocurrió en el 20 por ciento de los casos.

Esas transferencias demoran más porque muchos pacientes con traumatismos participaron en una colisión menor entre automóviles o sufrieron una lesión leve y terminan esperando una tomografía u otros servicios porque a los pacientes con lesiones más graves se les da prioridad.

El equipo utilizó herramientas estadísticas para eliminar la influencia de la gravedad de la lesión y otros factores que podrían influir en los resultados, y halló que la demora de la transferencia no aumentaba el riesgo de morir.

Harrington opinó que los expertos deberían concentrarse en mejorar "el sistema de atención de los traumatismos" o la infraestructura que permite la derivación al servicio de emergencias adecuado, incluido el servicio de ambulancias y el entrenamiento de los médicos de los hospitales más cercanos en la estabilización de los pacientes antes de transferirlos.

"Debemos invertir tiempo y energía en mejorar esta situación", finalizó Harrington.

FUENTE: Archives of Surgery, diciembre del 2010