Martes, 2 de Octubre de 2007

Quique cree que la victoria ante el Chelsea pasa por conectar con la grada

El entrenador del Valencia no se fía del conjunto londinense pese a la marcha de Mourinho y confía en que el equipo se saque la espina de la eliminación del año pasado.

AGENCIAS / VALENCIA ·02/10/2007 - 18:58h

Quique Sánchez Flores y David Villa durante la rueda de prensa previa al partido de Champions. AFP

El entrenador del Valencia Quique Sánchez Flores ha comentado en la previa del partido de la Liga de Campeones contra el Chelsea que la intención es "conectar el partido con la grada" para que el Valencia "ponga en práctica su mejor funcionamiento".


El técnico quiere "un partido animado". El objetivo que se plantea el preparador valencianista es desactivar al Chelsea porque será un rival que "por momentos nos meterá atrás con balones largos e intentaremos que lo haga lo menos posible", adelantó.

El preparador fue preguntado por el ambiente que se vivirá en el feudo blanquinegro después de las tensiones de otros partidos hacia su persona. "El momento ideal para congraciarse con la afición es cualquiera y no voy con esa preocupación al estadio porque jugar en casa es motivo de satisfacción y alegría", explicó.

Sánchez Flores ha afirmado que el equipo "prefiere jugar en casa a hacerlo fuera". "Queremos ver la ilusión de la gente y queremos estar todos en la elite y para eso ha de primar un sentimiento de unión", solicitó.

No hay que fiarse del Chelsea

El entrenador valencianista no se fía del mal momento del Chelsea y aseguró que "se le tratará con la misma dificultad que la temporada anterior, aunque hayan cambiado de entrenador". Sánchez Flores dijo que los futbolistas son los mismos y ésta es una competición que persigue el Chelsea desde hace muchos años "por lo que estaremos alerta y con precaución para hacer las cosas bien", añadió.

El conjunto que preside Abramovich ha cambiado de técnico, pero Sánchez Flores no sabe qué reacción tendrán los jugadores, porque "el momento del partido es momento de los jugadores que son los que deciden, es imposible calcular las consecuencias en el corto plazo para el Chelsea de la salida de Mourinho".

El preparador reconoció que la llegada de Avram Grant, al que no conoce como entrenador, ha trastocado los informes previos para conocer como juega el Chelsea. "Es más sencillo cuando el rival tiene definido un dibujo, el actual Chelsea maneja un 4-3-3 ó 4-4-2, pero estamos preparados para reaccionar y nosotros no cambiamos en base a lo que haga el rival", destacó y para el Valencia eso es "importante y una ventaja", añadió.

Cañizares o Hildebrand

El entrenador blanquinegro no despejó la duda en la portería tras la recuperación de Santiago Cañizares después de superar una micro rotura fibrilar. "Es una tranquilidad tener dos buenos porteros para elegir, además de contar con Mora", apuntó.

El técnico destacó que hasta el momento "no hay pruebas de que ninguno de los dos haya tenido que hacer grandes actuaciones para salvar al equipo". Sánchez Flores mantendrá la tensión hasta el último momento porque "se tomará la decisión final en base a lo que sea mejor para el partido de mañana".