Archivo de Público
Jueves, 23 de Diciembre de 2010

Tratamientos cáncer de cabeza y cuello no cumplen con las guías

Reuters ·23/12/2010 - 20:01h

Por Dave Levitan

Si se confirma un nuevo estudio, la atención de los cánceres de cuello y cabeza en Estados Unidos no cumpliría con las guías nacionales.

Un equipo del MD Anderson Cancer Center, en Houston, registró un incumplimiento generalizado de las guías de la Red Comprensiva Nacional del Cáncer (NCCN por su sigla en inglés) al revisar la atención que recibían los pacientes antes de acercarse a la red con enfermedad recurrente o persistente.

El 43 por ciento de 107 pacientes "había recibido atención previa a la derivación que no cumplía con las guías de la NCCN", publicó el equipo de Randal S. Weber en Archives of Otolaryngology-Head & Neck Surgery.

Al 59 por ciento de esos 46 pacientes se les había realizado una cirugía inadecuada, al 15 por ciento se le había negado la terapia recomendada y el 11 por ciento había recibido un tratamiento para un diagnóstico equivocado.

Cinco pacientes habían recibido una terapia adyuvante inadecuada y dos, radioterapia no recomendada.

El 8 por ciento de los nuevos pacientes entre octubre del 2008 y febrero del 2009 había recibido tratamientos no recomendados.

La posibilidad de recibir atención inadecuada no estuvo asociado con el tipo de cobertura, el género, la etnia, el tipo de médico que realizaba la derivación, el sitio de la enfermedad ni si antes de la derivación había participado un oncólogo radiólogo o un endocrinólogo.

Este incumplimiento de las guías "se debería a que los médicos ignoran la existencia de las guías y de su importancia para brindar una atención óptima", opinó Weber. Pero agregó que ése es sólo un motivo del incumplimiento.

"Para los reembolsos no se considera el cumplimiento de las guías ni se desalienta la atención fuera de las guías", dijo. "Algunos médicos sentirían que saben qué es lo mejor para sus pacientes y que no necesitan guías que dirijan sus decisiones", sostuvo.

Weber señaló que los errores de tratamiento previos a la derivación reducen la calidad de la atención del paciente y elevan los costos significativamente.

"Cuando un paciente recibe un tratamiento inadecuado y lo derivan a la red con cáncer recurrente, acá invertimos recursos importantes de tiempo, dinero y personal para corregir lo realizado. Actuar bien la primera vez les da a los pacientes la mejor oportunidad de curación."

Mejorar el cumplimiento de las guías será un desafío porque los tumores de cabeza y cuello son sólo el 3 por ciento de los tumores sólidos en Estados Unidos. Weber aconseja derivar a los pacientes a los centros regionales y de excelencia para que reciban atención óptima.

"No hay que pagar tratamientos que no cumplan con las guías excepto cuando haya documentación clara que justifique separarse de la atención basada en las evidencias", concluyó.

FUENTE: Arch Otolaryngol Head Neck Surg, del 2010.