Jueves, 10 de Enero de 2008

China dice adiós a las bolsas de plástico

A partir del 1 de junio, los usuarios deberán pagar por ellas en los comercios

ANDREA RODES ·10/01/2008 - 08:02h

EFE / QILAI SHEN - Una vendedora de verduras sostiene unas bolsas de plástico en un mercado de Shanghai, China.

"Los porteros le ayudarán a cargar con las bolsas de la compra desde el Carrefour", reza un cartel colgado en la puerta de entrada de un complejo residencial de lujo en Pekín. Durante los días previos al inicio de las vacaciones del Año Nuevo chino, el próximo 5 de febrero, las bolsas de plástico cargadas de comida y regalos con el logo del conocido supermercado francés se han convertido en las protagonistas de algunos barrios de Pekín. Pero quizás sea la última vez que esto suceda : el próximo 1 de junio entrará en vigor en China una ley que prohibirá a los comercios ofrecer bolsas de plástico gratuitas.

Los consumidores deberánpagar por ellas. La directiva, presentada el martes por el Consejo de Estado (el ejecutivo), también prohíbe la fabricación, venta y uso de bolsas de plástico con un grosor inferior a los 0.025 milímetros: este tipo de bolsa de bajo coste y mala calidad es la más utilizada en el país. En los Carrefour pekineses, por ejemplo, las cajeras nunca llenan las bolsas de plástico porque se romperían. Se ven obligadas a utilizar más bolsas de lo necesario, y suelen quedarse asombradas cuando atienden a un consumidor concienciado que se ha traído las bolsas de casa. La preocupación por el medioambiente todavía no es una prioridad para la sociedad china actual, que empieza a disfrutar de bienestar.

En cambio, el gobierno sí está preocupado por el despilfarro de recursos energéticos que supone para China un consumo diario de 3.000 millones de bolsas de plástico, según cifras oficiales. "Debido a razones como su uso en exceso y el reciclaje ineficiente, estas bolsas han causado graves desperdicios de recursos y han agravado la contaminación medioambiental", señala la nueva directiva. El país necesita refinar cinco millones de toneladas de crudo al año para producir el plástico de los embalajes y bolsas que consume.

El ejemplo de Irlanda

Las autoridades de Shenzen, metrópolis industrial del sur de China -que consume cada año 1.750 bolsas de plástico según cifras oficiales- ya anunciaron el pasado noviembre la intención de introducir un impuesto por bolsa de plástico consumida, una medida que se ha puesto en marcha en países europeos como Irlanda, donde el consumo de bolsas se ha reducido en un 95% desde la introducción de una ecotasa, en 2002.

En España se consumen 10.500 millones de bolsas, lo que equivale a 97.500 toneladas de plástico, el 9% de los residuos sólidos que se generan en todo el país, según el Ministerio de Medio Ambiente. España quiere prohibir estas bolsas a partir de 2010.

"Hay que animar a la gente a que vuelva a utilizar las bolsas de tela y los cestos para ir a comprar", dice la orden lanzada por el Ejecutivo chino. En los mercados callejeros más humildes de Pekín, como el de Dawanglu, los compradores siguen utilizando bolsas de basura negra para llevar la fruta y la verdura. La orden no especifica el coste de las multas que se aplicará a los comercios por infringir la norma. Y en China es complicado que la ley realmente se aplique, a pesar de los esfuerzos del gobierno central para controlar a las empresas locales y mejorar la lamentable situación medioambiental.

Noticias Relacionadas