Miércoles, 9 de Enero de 2008

El Barcelona se juega ante el campeón sus opciones de acabar primero de grupo

EFE ·09/01/2008 - 16:01h

EFE - El base esloveno del Axa FC Barcelona, Jaka Lakovic (en primer término) entra a canasta ante la oposición del escolta del Vive Menorca Marino Bazdaric, durante un partido de Liga ACB en el Pabellón Menorca.

El AXA Barcelona se jugará mañana (20.45 horas) buena parte de sus opciones de acabar como primero de grupo ante el vigente campeón de Europa, el Panathinaikos de Sarunas Jasikevicius, al que deberá ganar por más de diez puntos para arrebatarle la primera plaza.

El base lituano regresará al Palau Blaugrana que tanto lo idolatra por segunda vez desde que abandonara el club catalán en verano de 2003, para fichar por el Maccabi Tel Aviv.

Con el conjunto israelí regresó al Palau la temporada 2005-06, y lo hizo con derrota, ya que el Maccabi perdió aquel partido de la fase regular (81-79), aunque acabó ganando la Euroliga por segundo año consecutivo (tercero para Saras al haber conquistado el título con el Barça dos ediciones antes).

Tras su decepcionante aventura en la NBA -donde ha pasado sin pena ni gloria las dos últimas campañas- Jasikevicius ha regresado al baloncesto del Viejo Continente de la mano del gigante heleno, con el objetivo de seguir engordando su palmarés con una cuarta Euroliga.

De momento, el Panathinaikos camina con determinación en busca de ese objetivo y lidera el Grupo C con nueve victorias y una derrota. El Barça, con un balance de 8-2, intentará superar el 'basket average' -los griegos vencieron en Atenas por 76-66- para adelantarles en la clasificación.

Para ganar al Panathinaikos, los de Dusko Ivanovic cuentan con la baza de jugar en el Palau, que esta temporada se ha convertido en un feudo inexpugnable en los trece partidos disputados (ocho de ACB y cinco de Euroliga).

La solidez del AXA Barça en su pista y el buen momento ofensivo por el que atraviesan algunos de sus hombres, como el base Jaka Lakovic o el pívot Mario Kasun, que ha aumentado significativamente sus prestaciones dentro de la 'pintura' en la máxima competición continental, deberían ser ingredientes suficientes para, por lo menos, ponerle las cosas muy difíciles al vigente campeón del torneo.

El Panathinaikos, que llegará mermado a Barcelona por las bajas por lesión del pívot serbio Dejan Tomasevic y el ala-pívot estadounidense Mike Batiste, tendrá la complicada tarea de convertirse en el primero que gana esta temporada en el Palau.

En cualquier caso, el partido tiene todos los ingredientes para convertirse en un gran duelo baloncestístico, ya que ambos equipos cuentan con algunos de los mejores jugadores de perímetro de Europa, como Jasikevicius, Lakovic, Diamantidis o Basile.