Miércoles, 9 de Enero de 2008

Fallece el alcalde más longevo de España tras desvanecerse en un acto público

EFE ·09/01/2008 - 14:56h

EFE - Imagen de archivo del alcalde socialista de la localidad abulense de Sinlabajos, Gregorio García Antonio.

El alcalde de la localidad abulense de Sinlabajos, Gregorio García Antonio, el más longevo de España con 92 años, ha fallecido hoy al sufrir una parada cardiaca durante el acto público de colocación de la primera piedra de la residencia de mayores que llevará su nombre en este municipio.

Tras el acto protocolario, al que han asistido la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Amparo Valcarce, y cerca de un centenar de personas, García Antonio ha sufrido un desvanecimiento y ha palidecido, por lo que las personas que le rodeaban han tenido que asistirle y le han practicado la reanimación cardiopulnonar.

Los facultativos del Servicio 112 han llegado al lugar de los hechos veinte minutos después del desvanecimiento del alcalde de Sinlabajos y han continuado con las labores de reanimación durante prácticamente una hora, aunque sin éxito, y posteriormente han certificado el fallecimiento en torno a las 13.40 horas.

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Ávila, Mercedes Martín, enfermera de profesión y también presente en el acto, ha confirmado a Efe que Gregorio García había permanecido inconsciente durante los auxilios y "en ningún momento fue posible su reanimación, pues había sufrido una parada cardiorrespiratoria muy grave".

Martín también ha señalado que minutos antes del inicio del acto, "su mujer había comentado que llevaba varios días muy nervioso por la felicidad que suponía la culminación de este importante proyecto para su pueblo" y ha detallado que la médico de Sinlabajos había apuntado que Gregorio García tenía algún problema coronario.

Por su parte, Amparo Valcarce, que ha permanecido junto a la familia del regidor en todo momento, se ha marchado visiblemente afectada y ha preferido no hacer declaraciones a los medios dada la trágica situación.

Gregorio García Antonio, que había cumplido 92 años el pasado 25 de diciembre, estaba casado con Inocencia, presente también en el acto, y tenía tres hijas y dos hijos, trece nietos y dos biznietos.

La mujer de Gregorio García ha tenido que ser trasladada a un coche cercano de uno de sus hijos, ya que se encontraba desolada, mientras que una de las hijas del fallecido ha permanecido sollozando junto al cuerpo sin vida de su padre hasta el momento en el que éste ha sido levantado por los servicios funerarios.

Los restos mortales del regidor de Sinlabajos han sido trasladados sobre las 14,00 horas de hoy al tanatorio de la localidad vecina de Arévalo (Ávila), donde permanecerán hasta mañana por la mañana, cuando serán trasladados al Ayuntamiento de su pueblo, donde se instalará una capilla ardiente para que sus vecinos puedan darle el último adiós.

Fuentes de la familia de García Antonio han confirmado a Efe que el funeral tendrá lugar a las 16,15 horas en la parroquia de San Pelayo Mártir de Sinlabajos, en cuyo cementerio recibirá sepultura.

La presencia en el acto de Amparo Valcarce estaba motivada porque la construcción de la residencia de mayores "Alcalde Gregorio García Antonio" cuenta con ayuda estatal comprometida expresamente por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien invitó al regidor a visitar el Palacio de la Moncloa en julio de 2007.

El consejero de Interior y Justicia de la Junta de Castilla y León y secretario regional del PP, Alfonso Fernández Mañueco, cree que el regidor de Sinlabajos era un ejemplo de dedicación y "un estímulo para todos".

El presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias y alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto (PP), ha lamentado la "gran pérdida para el municipalismo" que supone el fallecimiento de García Antonio y ha destacado su "labor de servicio permanente" a los vecinos de Sinlabajos.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Ávila, Agustín González (PP), ha afirmado que el alcalde de Sinlabajos ha muerto "en acto de servicio", tras colocar en su pueblo la primera piedra de la residencia de ancianos que llevará su nombre.

El secretario general del PSCL-PSOE, Ángel Villalba, ha dicho que García Antonio era un "símbolo muy potente" en su partido y que "ha fallecido como quería, en el ejercicio del deber".