Archivo de Público
Miércoles, 22 de Diciembre de 2010

Lactancia beneficia más a los varones en el rendimiento escolar

Reuters ·22/12/2010 - 15:49h

Por Amy Norton

Los varones en edad escolar que fueron amamantados por lo menos durante los primeros 6 meses de vida superarían a sus pares en lectura, escritura y aritmética.

Un nuevo estudio, sobre más de 1.000 niños de Australia, reveló que los varones de 10 años que habían recibido lactancia exclusiva durante al menos seis meses tenían un mejor rendimiento escolar.

Comparados con los varones que habían sido amamantados por menos tiempo, el grupo estudiado rindió un 10 por ciento más en matemática y escritura, un 8 por ciento más en gramática y un 6 por ciento más en lectura. Esta ventaja no se observó en las niñas que habían sido amamantadas al nacer.

Los resultados, publicados en la revista Pediatrics, no prueban que la lactancia materna en sí potencie los logros académicos de los varones. De hecho, el indicador que mejor predijo el rendimiento de los niños fue la cantidad de tiempo que los padres pasaban leyendo con ellos desde los primeros años.

Aun así, tras considerar los factores que podrían explicar la relación (como ingresos familiares y educación materna), la relación entre la lactancia materna y el rendimiento escolar se mantuvo.

"Sabemos que la leche materna, si la alimentación de la madre es adecuada, es la mejor forma de alimentar al recién nacido, sea varón o mujer, durante los primeros seis meses de vida y más", dijo Wendy H. Oddy, del Instituto Telethon de Investigación en Salud Infantil, en Perth, Australia.

Oddy destacó que la Organización Mundial de la Salud y la Academia Estadounidense de Pediatría recomiendan la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida y luego la introducción de alimentos sólidos más lactancia.

"Existen muchas pruebas que demuestran los beneficios de la lactancia materna", dijo Oddy. Además de reducir el riesgo infantil de diarrea y del síndrome de muerte súbita del lactante, algunos estudios le habían atribuido una reducción del riesgo de desarrollar asma, obesidad y diabetes.

La leche materna contiene ácidos grasos esenciales claves para el desarrollo cerebral, apuntó la autora. Algunos estudios habían asociado la lactancia materna con un mayor coeficiente intelectual en la niñez y un mejor rendimiento escolar, aunque sin confirmar si esa ventaja deriva de la leche materna per sé.

El equipo de Oddy comenzó a seguir a un grupo de madres desde el embarazo y luego evaluó a sus bebés periódicamente hasta los 10 años. Halló que la lactancia materna prolongada estaba asociada con un mayor rendimiento de los niños en las pruebas de matemática, lectura, escritura y gramática. No así en las niñas.

Hay pruebas de que los varones son más vulnerables que las mujeres a la "adversidad" durante los períodos críticos del desarrollo cerebral. Es posible, explicó Oddy, que el estrógeno de la leche materna, que tiene un efecto protector sobre las células cerebrales, beneficie más a los niños que a las niñas.

Otra teoría es que los varones obtengan más beneficios que las mujeres del apego que genera la lactancia materna.

FUENTE: Pediatrics, online 20 de diciembre del 2010