Archivo de Público
Miércoles, 22 de Diciembre de 2010

Congreso de España aprueba endurecimiento de ley antitabaco

Reuters ·22/12/2010 - 12:34h

El Congreso de los Diputados de España aprobó el martes el endurecimiento de la ley antitabaco, que prohibe fumar en prácticamente todos los espacios cerrados de uso público, pese al rechazo del sector de la hostelería, que prevé sufrir un fuerte impacto por la medida.

El Congreso dio la luz verde definitiva a dos de las enmiendas a la ley, modificando la normativa del 2005 que sólo impedía fumar en centros de trabajo.

Cuando esta ley entre en vigor el 2 de enero del 2011, tanto locales como restaurantes, bares o discotecas estarán libre de humo.

El sector de la hostelería ha criticado la reforma y estima que se perderán unos 350.000 empleos con su endurecimiento, con un impacto de más de 7.000 millones de euros (9.163 millones de dólares).

"Deseamos equivocarnos en nuestras previsiones de que los pequeños establecimientos de barrio van a sufrir una fuerte caída del consumo y de las ventas", dijo José Luis Guerra, adjunto a la presidencia de la Federación Española de Hostelería en una entrevista en RNE.

La industria esgrime informes como uno reciente del Instituto de Estudios Económicos, que prevé una caída de las ventas de bares, restaurantes y cafeterías de hasta un 10 por ciento y una pérdida de empleo de entre el 3 y el 3,5 por ciento por la nueva normativa en un sector que genera en torno al 7 por ciento del PIB y emplea a 1,5 millones de personas.

"Sorprende que en una ley de medidas contra el tabaquismo (...) se cambia la ley también para mantener todos los puntos de venta de tabaco que hay en la hostelería y ampliarlos. El Estado no puede perder los ingresos fiscales que por eso percibe", agregó Guerra.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) mantuvo dos de las siete enmiendas que introdujo el Senado durante la tramitación, incluyendo la que permite ampliar los puntos de venta de tabaco a las tiendas de las gasolineras a través de máquinas expendedoras.

La portavoz de Sanidad del grupo parlamentario socialista, Pilar Grande, dijo que seguirían todas las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Unión Europea (UE).

"Que no se pueda fumar en lugares públicos cerrados, que nadie tenga que aspirar el humo de tabaco ajeno y que los trabajadores de la hostelería no tengan que aspirar humo de tabaco en su puesto de trabajo", precisó en declaraciones al medio español RNE antes de aprobarse la ley.

La reforma pretende declarar zona libre de humo a todos los recintos comprendidos en los centros sanitarios, también los ubicados al aire libre.

Lo mismo sucede con los centros formativos, salvo en los espacios al aire libre de las instalaciones dedicadas a la formación de adultos, como universidades. Tampoco se podrá fumar en los parques y zonas de juego infantiles al aire libre.

En cuanto a hoteles y hostales, está previsto que puedan habilitarse hasta un 30 por ciento de habitaciones fijas para huéspedes fumadores, señalizadas de manera permanente y a las que los trabajadores sólo podrán acceder, cuando haya algún cliente en su interior, en caso de emergencia.

También se permitirá fumar a los internos de centros penitenciarios y psiquiátricos en las zonas exteriores de sus edificios que puedan considerarse de aire libre, así como a los residentes en centros residenciales de mayores o discapacitados.

(1 euro = 1,3090 dólares estadounidenses)