Miércoles, 9 de Enero de 2008

Comienzan negociaciones entre el Gobierno y la oposición con la mediación de Kufuor

EFE ·09/01/2008 - 13:03h

EFE - Una granja es incendiada a las afueras de Eldoret (Kenia) ayer. El líder opositor keniata, Raila Odinga, rechazó mantener conversaciones con el presidente Mwai Kibaki lo que empaña las esperanzas para llegar al fin de los brotes de violencia que han provocado hasta el momento unas 500 muertes.

El presidente de Kenia, Mwai Kibaki, y el líder de la oposición, Raila Odinga, entablaron hoy, por separado, negociaciones con el presidente de turno de la Unión Africana y jefe de Estado de Ghana, John Kufuor, que actúa como mediador.

Kufuor llegó ayer a Kenia para tratar de desbloquear la crisis que vive el país desde las elecciones generales del 27 de diciembre, que dieron el triunfo a Kibaki, reelegido presidente por otros cinco años.

El Movimiento Democrático Naranja (ODM) de Raila Odinga no aceptó el resultado y acusó a Kibaki de adulterar los comicios, lo que provocó incidentes violentos que provocaron la muerte de por al menos 500 personas en todo el país.

Por la mañana Kufuor acudió al palacio presidencial para conversar con Kibaki. La oficina de prensa del Gobierno comunicó que Kibaki había transmitido a Kufuor un mensaje de paz.

El jefe de Estado aseguró a su homólogo ghanés que su primera prioridad ha sido la recuperación de la paz, especialmente en las áreas donde se han producido brotes de violencia.

Y agregó que "ya ha iniciado el proceso de diálogo con otros líderes kenianos para encontrar una solución sostenible a la actual situación política en el país".

Por su parte, Kufuor animó a todos lo líderes kenianos a "buscar una solución pacífica a través del diálogo".

Kibaki dijo haber tomado "todas las medidas necesarias para restaurar la seguridad", mientras que ambos hicieron un llamamiento a respetar la ley y a "acceder a los mecanismos legales existentes para resolver cualquier diferencia".

Horas más tarde, Kufuor se reunió con Odinga en un hotel de Nairobi. Ambos estuvieron solos, cara a cara, durante más de dos horas y media antes de recibir al resto de la cúpula del ODM.

Salim Lone, portavoz del partido naranja, explicó a la prensa que Odinga y Kufuor no realizarían declaraciones oficiales.

"Estamos en pleno proceso de negociación -comentó Lone- y nos hemos comprometido con el presidente Kufuor y Mwai Kibaki a no hablar con los medios de comunicación hasta que las conversaciones lleguen a buen puerto".

Lone aseguró que el ODM "ha puesto encima de la mesa todas sus exigencias. Pero la diplomacia no se hace a través de la prensa", insistió.

Desde que estallara la polémica por el presunto escrutinio fraudulento de los votos, Odinga ha pedido la dimisión de Kibaki, a quien no reconoce como presidente.

El ODM tampoco ha aceptado participar en un gobierno de unidad nacional y sólo se ha sentado a hablar con el Ejecutivo tras la llegada de Kufuor, mediador solicitado por la oposición.

El presidente Kufuor tiene previsto volver a entrevistarse más adelante con Kibaki, que hoy visitó la localidad de Eldoret, donde un incendio provocado produjo la muerte de más de 35 personas en el interior de una iglesia.

Al parecer, Kufuor regresará a Ghana mañana o el viernes.

Por otra parte, el Gobierno salió hoy al paso las acusaciones de fraude electoral procedentes del Colegio de Abogados, que ayer denunció las maniobras orquestadas por Kibaki para ganar los comicios del pasado 27 de diciembre.

Un comunicado del portavoz del Gobierno, Alfred Mutua, afirma que el Colegio de Abogados "no debería tomar parte en un debate del que no sabe gran cosa, puesto que no estaba presente durante el proceso de recuento".

La asociación de letrados, agrega el comunicado, "tiene que permanecer ajena a la política y actuar con responsabilidad a la hora de emitir opiniones sobre la legalidad de cualquier asunto".

Asimismo, el Gobierno dice estar investigando todos los actos violentos cometidos en las dos últimas semanas y se extrañó de que "todas las víctimas de los ataques perpetrados son kikuyus".

Los kikuyus son la etnia más numerosa de Kenia y a la que pertenece el presidente Kibaki.