Archivo de Público
Martes, 21 de Diciembre de 2010

Control preventivo del cáncer pulmonar: ¿licencia para fumar?

Reuters ·21/12/2010 - 17:57h

Los hombres que obtienen un resultado negativo en el examen de control diagnóstico (screening) del cáncer pulmonar son menos propensos a dejar de fumar que aquellos con resultado no concluyente, revela un estudio realizado en Holanda.

Esto se suma al debate sobre la percepción de los resultados negativos en el screening del cáncer pulmonar como una licencia para fumar o la oportunidad para abandonar la adicción.

Hace un mes, un estudio de Estados Unidos sugirió que el control pulmonar de fumadores o de ex fumadores por tomografía espiral detecta tumores precoces y reduce un 20 por ciento la mortalidad por la enfermedad, comparado con el uso de las radiografías convencionales.

Aun así, según ese estudio, se necesitaría controlar a 300 fumadores para salvar una vida y se desconoce si las imágenes, a 300 dólares cada una, serían efectivas teniendo en cuenta su elevado costo. Además, la tasa de falsos positivos es alta, lo que eleva el riesgo de iniciar tratamientos innecesarios.

El equipo de Carlijn M. van der Aalst, del Centro Médico Universitario de Róterdam, revisó datos del ensayo NELSON, en el que se controló o no al azar a fumadores y ex fumadores.

Además de positivo y negativo, el screening incluyó un tercer resultado: "indeterminado". A los hombres con ese resultado se les hizo otra tomografía meses después.

Como publica European Respiratory Journal, durante los dos años siguientes, los hombres con resultados indeterminados intentaron dejar de fumar con más frecuencia que los que habían obtenido un resultado negativo (1,9 versus 1,5 veces).

El 9 por ciento del grupo con resultado negativo tuvo una abstinencia prolongada, comparado con el 12 por ciento del grupo con resultado no concluyente, aunque esa diferencia no fue estadísticamente significativa.

Y el equipo halló que cuantos más resultados indeterminados obtenía un hombre, más propenso era a haber dejado de fumar. La abstinencia prolongada creció del 11 por ciento en los hombres con un resultado indeterminado al 16 por ciento en el grupo con dos o más.

Pero en la cohorte a al que no se había controlado, la abstinencia fue significativamente más prolongada (del 19 por ciento).

El equipo señala que entre el 3 y el 7 por ciento de la población general deja de fumar, lo que sugiere que el screening sería una buena oportunidad para alentar a los fumadores a abandonar el cigarrillo.

"Se necesitan más estudios para investigar cuáles son las mejores oportunidades para el screening de fumadores y ex fumadores y, así, promover el cambio de las conductas de riesgo y prevenir recaídas, además de detectar el enfoque más efectivo en función del costo en esa población", escribió el equipo.

FUENTE: European Respiratory Journal, 2010