Miércoles, 9 de Enero de 2008

La Casa de las Damas Nobles del Castillo de Praga recobra su impronta barroca

EFE ·09/01/2008 - 18:50h

EFE - El Castillo de Praga es uno de los conjuntos monumentales más representativos de la capital checa y alberga la antigua Casa de las Damas Nobles, la cual reabrirá tras unas obras de restauración que han durado quince años y le han devuelto su impronta barroca.

La antigua Casa de las Damas Nobles, erigida por la emperatriz María Teresa dentro del Palacio renacentista de los Rozemberk de Praga, abrirá de nuevo sus puertas tras unas obras de restauración que han durado quince años y le han devuelto su impronta barroca.

La reforma ha tenido un coste de 15 millones de euros y ha constituido el proyecto más ambicioso realizado durante la democracia dentro del complejo de edificios históricos que integran el Castillo de Praga.

La sala abovedada del ala sur del edificio, situada en el piso bajo del Palacio Rozemberk, ha recobrado así sus trazos renacentistas, mientras que la capilla barroca, que fue construida en 1755 en el lugar de las antiguas cocinas, ha sido rescatada tras haber sufrido varias reformas en el siglo XX.

El Palacio Rozemberk fue construido entre 1545 y 1574 y adquirido a finales de ese siglo por la familia reinante en Bohemia, los Habsburgo, que lo unieron al Palacio Real.

Tras la abolición de los títulos nobiliarios en 1919, con el advenimiento de la I República Checoslovaca, el Palacio fue utilizado como Ministerio del Interior y su capilla utilizada para otros fines.