Archivo de Público
Martes, 21 de Diciembre de 2010

DICIEMBRE

ANTONIO AVENDAÑO ·21/12/2010 - 13:55h

JOSEPH EID / AFP - Líbano // Parece la mesa de un quirófano, pero es el taller del artista de tatuajes Hady Baydoun, a punto de trasladar al muslo de un cliente el rostro de Jimi Hendrix, cuya guitarra inmortal pervivirá para siempre en la memoria de los viejos rockeros. Ciertamente, el lugar elegido para el tatuaje puede resultar algo extravagante, pero no menos extravagante que grabarse en las propias carnes el retrato de alguien cuyo póster a todo color puede uno colgarse en su habitación.


ALEJANDRO ERNESTO / EFE - La Habana // He aquí una imagen poco convencional de La Habana, un plácido atardecer en el que dos niños pasean con sus bicicletas por el legendario Paseo del Prado de la capital cubana. Tal vez en algunos aspectos la ciudad sea una sombra de sí misma, pero imágenes como esta consiguen transmitir esa quietud intemporal que suelen tener las viejas metrópolis cuya belleza turbadora y decadente ha logrado sobrevivir a los estragos del tiempo y a la violencia de los hombres.


MICHAL CIZEK / AFP - Chequia // Parecen mariscales napoleónicos tras la batalla dirigiéndose a informar al Emperador de la última victoria de las Luces de la Razón frente a la Oscuridad de la Superstición. En realidad, es sólo teatro: son aficionados a la historia que cada año representan sobre el terreno la batalla de Austerlitz. Su estampa evoca los viejos tiempos en que la gente vivía arropada por las mayúsculas: los tiempos en que Francia era Francia, Dios era Dios o la Razón era la Razón.


TODD KOROL / REUTERS - Canadá // Si el ‘quarterback’ de los Saskatchewan Roughriders presenta este diabólico aspecto tras un simple entrenamiento, habrá que verlo en plena competición. Entonces no echará sólo humo, sino directamente fuego. La condensación, debido a las bajas temperaturas, del vaho que desprende el jugador hace que se nos muestre como los antiguos dioses de la edad clásica cuando se cabreaban con los humanos, que era, por cierto, casi todos los días y casi siempre con toda razón.


KEVIN FRAYER / AP - Nueva Delhi // La escenografía del grupo musical indio The Manganiyar Seduction suscita evocaciones contrapuestas. Recuerda a las hornacinas de los santos y las vírgenes de los templos católicos, pero recuerda también a los escaparates de Ámsterdam donde se exhiben las prostitutas. El templo y la feria. Oriente combina la estética de lo sagrado y la estética de lo profano con una extraña naturalidad, como si desde siempre hubiera sabido que ambas cosas son en el fondo la misma.


VINCENT KESSLER - Normandía // Al igual que en esos retratos ecuestres de Rubens donde el verdadero protagonista es el caballo exhibiendo su espléndida crin y no el caballero luciendo su hueca armadura, en esta fotografía los jinetes son lo de menos: no deslucen la imagen, ciertamente, pero apenas la ennoblecen. Lo que cuenta aquí es la silueta borrosa de las sombrillas de colores puros y rotundos y su contraste con el contorno preciso de los caballos dorados recortándose frente al mar.


CRISTINA QUICLER / AFP - Sevilla // Ya es el segundo año en que, para mucha gente, la blanca Navidad viene más bien negra. Como muestra esta imagen de Sevilla, ayuntamientos y comerciantes siguen tirando de adornos y de luces, pero menos, mientras que la gente de a pie hace lo propio: sigue tirando de tarjeta, pero menos. Sólo falta saber si las iglesias seguirán estas navidades tan escasamente pobladas como acostumbran o si, por el contrario, la crisis en la Tierra disparará la fe en el Cielo.


BEN MARGOT / AFP - California // Sospechosamente, los grandes fenómenos de la naturaleza se parecen cada día más a los efectos especiales de las películas. Será que vemos la naturaleza a través del cine o que la naturaleza sólo nos impacta cuando se parece al celuloide. Esta ola gigante se asemeja a esos agujeros negros del espacio exterior que alguna vez ha imaginado el cine, donde el héroe solitario se debate para escapar del abismo que quiere succionarlo. Mejor no imaginar cómo acaba la película.


MUSHTAQ MUHAMMAD / REUTERS - Bagdad // Estos señores golpeándose el torso son piadosos musulmanes chiítas conmemorando la Ashura. Los cristianos menos reflexivos suelen dejar escapar una involuntaria sonrisa de suficiencia cuando observan los ritos, que ellos llaman bárbaros, de otras religiones a las que también consideran bárbaras. A todas las religiones les gusta creer que las flagelaciones propias son una vía directa de comunión con el Altísimo, mientras que las flagelaciones ajenas son puro salvajismo.


PETAR KUJUNDZIC / REUTERS - Pekín // La foto no está trucada. La palidez del agua y el color plomizo del día indican lo que, en efecto, el sagaz lector ya habrá adivinado: que este tipo se está sumergiendo en pleno diciembre en el agua helada. El lugar es el lago Houhai, en Pekín. Es difícil creer que no tenga nada mejor que hacer pero, como diría su madre, mejor que el chico esté bañándose sin hacer daño a nadie que no bebiendo por esos bares o drogándose por esas malas calles de Pekín.


FRANÇOIS LENOIR / REUTERS - Bruselas // La nieve guarda extrañas similitudes con la pobreza. Es fotogénica, es engañosa y resulta conmovedora vista de lejos. La nieve juega a hacernos creer que es igual en todas partes y la pobreza a hacernos creer que todos los pobres son intercambiables. A su vez, la imagen recuerda a aquellos cuadros enmarañados que Jackson Pollock pintaba frenéticamente haciéndonos creer que todos ellos eran iguales. En ocasiones, la naturaleza hace expresionismo abstracto sin saberlo.


ERIC GAILLARD / REUTERS - Niza // No está claro qué significa el gesto del abrigado caballero, aunque parece estar exigiendo una explicación. Puede que se trate de un amigo o un hermano del atrevido bañista, al que estaría reconviniendo por la temeridad de meterse en el mar en pleno invierno sabiendo, como sin duda sabe, que ya no es ningún jovenzuelo. "¿Tú estás tonto o qué?", parece decirle. "¿No pretenderás que cambie a mi edad?", podría replicar socarrón el atleta burlándose de su friolero interlocutor.


SHAH MARAI / AFP - Afganistán // Comer pescado en Afganistán se parece a comer caviar en Europa. Es muy caro y mucha gente no lo ha probado jamás. Montar una pescadería en Kabul es un negocio de alto riesgo: hay que importar el género, apenas hay compradores y la escasez de frigoríficos hace que comerlo sea también un ejercicio gastronómico de alto riesgo. Aun así, no faltan hombres audaces, como este comerciante que no se rinde ante la adversidad. Sólo por eso merece prosperar.


ALTAF QADRI / AP - India // Cosas que algunos dirían con sólo mirar la foto: un político aficionado a la palabrería diría que ilustra con brillantez el concepto de sostenibilidad y la idea de una gestión óptima de la movilidad en un ámbito urbano; un economista pedante se admiraría de la elevada ratio de eficiencia en el aprovechamiento de los recursos disponibles; y un guardia civil de tráfico… bueno, un guardia civil de tráfico no diría nada: sacaría su boletín de denuncias y se pondría las botas.


ED JONES / AFP PHOTO - China // Mientras otros hombres de negocios corren inquietos de acá para allá en la ajetreada Hong Kong, este modesto vendedor de comida hace un descanso para reponer fuerzas. Ajena a los rigores de la crisis mundial, su figura parece encarnar el prototipo asiático del hombre tranquilo, como un trasunto de aquellos sabios que protagonizaban los antiguos relatos de la China imperial que han llegado a nosotros. Puede que nunca se haga rico, pero tampoco parece importarle demasiado.


SAUL LOEB / AFP - Washington // Líderes navajos escrutan impasibles a Obama durante la Conferencia de las Naciones Tribales de América. Los más veteranos escuchan con respeto y atención al presidente, pero sus gestos son más de escepticismo que de otra cosa. "Gran jefe blanco ser ahora gran jefe negro, pero ser igual que todos y tampoco cumplir palabra", podrían estar pensando en sus adentros mientras rememoran promesas incumplidas como acabar con Guantánamo o dar a los banqueros su merecido.


CARLOS GARCIA RAWLINS / REUTERS - Caracas // Al igual que hay concursos de belleza de gente normal (normal en el sentido de que los participantes son de carne y hueso, pero sólo en ese sentido), también hay concursos de belleza de muñecas Barbie cuyos competidores visten, peinan y maquillan a sus diminutas bellezas de látex. Esta Barbie se llama Rosalía Contreras y el señor que la está peinando es el concursante Yorlan Antillano. Sobre la espinosa cuestión de quién de los dos es más normal corramos un tupido velo.


MURAD SEZER / REUTERS - Estambul// Al igual que las antiguas monarquías, las religiones milenarias conocen bien el poder de convicción de una buena puesta en escena y comparten un mismo talento para la dramaturgia del dolor y la derrota. En esta imagen, mujeres chiitas conmemoran el asesinato del imán Hussein en el año 680. La tradición es musulmana, pero su estética apocalíptica tiene reminiscencias inequívocamente bíblicas. La estética acaba uniendo aquello que el dogma se empeña en separar.