Miércoles, 9 de Enero de 2008

El despliegue informativo de la prensa evita la salida de Brasil de telas robadas

EFE ·09/01/2008 - 17:33h

EFE - El director del Museo de Arte de Sao Paulo (MASP), Julio Neves (i), analiza las obras "El retrato de Suzanne Bloch", del pintor español Pablo Picasso, y "O lavrador de café", del brasileño Cándido Portinari, que habían sido robadas el pasado 20 de diciembre y que fueron recuperadas.

El despliegue informativo dado por la prensa al robo de dos telas del Museo de Arte de Sao Paulo (MASP), una de ellas del español Pablo Picasso, evitó la salida de Brasil de las obras, afirmó hoy una fuente oficial.

El secretario de Seguridad Pública del estado de Sao Paulo, Ronaldo Marzagao, señaló en rueda de prensa durante la devolución de las obras al MASP por parte de la Policía Civil que "la labor de la prensa, con su despliegue, fue fundamental para evitar la salida de las obras del país".

"El cubrimiento, el interés de los medios, complicó la acción para sacar las telas de Brasil y nos ayudó en el trabajo de investigación", apuntó Marzagao.

Las obras "El retrato de Suzanne Bloch", de Picasso, y "O lavrador de café", del brasileño Cándido Portinari, fueron recuperadas el martes por la Policía y están valuadas en unos cincuenta millones de dólares.

Las piezas fueron robadas el pasado 20 de diciembre cuando en solo tres minutos y aprovechando el cambio de turno de los vigilantes dos hombres irrumpieron en el MASP.

Con ayuda de una palanca y un gato hidráulico los ladrones irrumpieron en una de las salas del principal museo brasileño, que tiene la mayor colección privada de arte en Latinoamérica, valuada en mil millones de dólares.

Después de la captura hace diez días de un sospechoso y con la ayuda de las imágenes de las cámaras de seguridad y escuchas telefónicas, la Policía Civil llegó el martes hasta Ferraz de Vasconcelos, municipio de la región metropolitana de Sao Paulo.

Durante doce horas diez agentes vigilaron el lugar donde se encontraban las telas y capturaron así a dos sospechosos que llegaron al lugar.

El comisario Adilson Marcondes, de la Tercera Comisaría de Crímenes Contra el Patrimonio indicó que uno de los capturados, Robson de Jesús Jordao, era también uno de los sospechosos de haber intentado, dos meses atrás, un frustrado hurto en el mismo museo.

La prisión de Francisco Laerte Lopes de Lima, diez días atrás, no fue divulgada para poder facilitar las investigaciones y recuperar las obras.

Marcondes admitió que las investigaciones continuarán para tratar de descubrir los posibles compradores, en Brasil o en el exterior, de las obras.

El director del MASP, Julio Neves, anunció al momento de recibir los cuadros por parte de la Policía que el museo tendrá un moderno sistema de seguridad, a cargo de dos compañías privadas contratadas y después de la donación de los equipos por parte de la multinacional electrónica surcoreana LG.

Las obras retornaron este miércoles al MASP en medio de un fuerte esquema de seguridad, con camiones blindados e incluso un helicóptero policial de escolta.

Las dos pinturas volverán a ser exhibidas a partir de este viernes, cuando el museo reabra las puertas al público, después del robo.

Especialistas examinaron las obras y constataron tanto la originalidad como el buen estado de las mismas, incluso de sus monturas originales.